Los mejores consejos para el cuidado de los ojos durante el invierno

Durante el invierno, los ojos pueden pasar por complicaciones. Por ello, queremos brindarte algunos consejos de cómo cuidarlos. 

Los ojos son los órganos que nos permiten ver y con ello poder desarrollar distintas funciones vitales para la vida del ser humano, aunque muchas veces no le demos la importancia debida, la Dra. Pilar Frisancho quien lidera el Centro Óptico Vision Care nos da unos consejos sobre cómo cuidar nuestros ojos en esta temporada del año.

NO DEJES DE LEER: YouTube: ¿Tienes los ojos pequeños? Conoce el maquillaje que cambiará tu vida [VIDEO]

Uno de los problemas en los ojos durante la temporada de invierno es la sequedad, que suele ocurrir por los vientos fríos, la calefacción y la contaminación; para minimizar los síntomas es bueno mantenerse hidratado y aumentar el consumo de omega-3; se recomienda usar un humidificador en su hogar para mejorar la calidad del aire.

El frio invernal también puede ocasionar enrojecimiento ocular, sensibilidad e inflamación en el área de los ojos, se ven casos donde el paciente tiene párpados hinchados o decoloración en la vista, el enrojecimiento podría deberse a ojo seco y alergias estacionales; para reducir la incomodidad de los ojos inflamados aplique una compresa fría como una toallita húmeda y tome un analgésico de venta libre, si los síntomas continúan es recomendable que acuda al oftalmólogo.

Mientras que algunas personas experimentan la falta de lágrimas en el invierno, otras tienen el problema opuesto; el exceso de lagrimeo y los ojos llorosos pueden ocurrir también por el frío, los vientos cortantes y las alergias estacionales, para ello es importante que preste atención a lo siguiente:

"Si sus ojos comienzan a lagrimear cuando sale o cuando el viento sopla en su dirección, use gafas de sol o gafas protectoras para proteger sus ojos, si experimenta lagrimeo excesivo mientras está en el interior, pruebe con un medicamento para la alergia y gotas oculares apropiadas para reducir el efecto de las alergias estacionales.

Los cielos de invierno pueden parecer oscuros y sombríos, además las nevadas y el hielo en las zonas andinas crean muchas superficies reflectantes que pueden aumentar drásticamente la cantidad de luz.

Si tiene ojos sensibles, puede experimentar incluso más pestañeos, incomodidad y otros síntomas con la luz brillante del invierno; algunas personas desarrollan nueva sensibilidad a la luz durante el invierno debido a una condición conocida como 'ceguera de la nieve'.

Esto ocurre si nota un aumento de sensibilidad a la luz, sus ojos pueden haber sufrido daño por exposición a la radiación UV, especialmente si también experimenta picazón o dolor.

Las personas que practican deportes y actividades al aire libre a grandes alturas tienen más posibilidades de tener quemadura solar por eso es recomendable usar lentes con protección UV, pero si tiene algunos de los síntomas señalados consulte a un oftalmólogo.

Te puede interesar