Ecografías durante el embarazo: ¿Cuál es la importancia y qué identifica cada una?

Este examen de ecografías ayudan a identificar el sexo, el peso y la posición del bebé, entre otros detalles de suma importancia.

De acuerdo al Ministerio de Salud (MINSA), de enero a inicios de noviembre del 2017 se registraron 323 muertes maternas en el Perú, incrementándose un 13% respecto a la tasa del año anterior. Este panorama refleja una realidad que podemos reducir si nos concientizamos y aprendemos sobre todos los requerimientos y exámenes que ayudan a llevar un embarazo sin complicaciones.

Uno de los procedimientos claves que facilitan el conocimiento del estado de gestación y la toma de medidas y acciones preventivas para mantener la salud de la gestante y del bebé es la ecografía obstétrica. Gracias a este examen es posible ver la evolución del feto, detectar algún problema o incluso poder prevenirlo o tratarlo, si es detectado a tiempo.

“Las ecografías, se caracterizan por ser inocuas, es decir no implican riesgos. Se pueden repetir en cualquier etapa del embarazo sin problemas, no utilizan radiación y tampoco contrastes. Es una técnica económicamente accesible y es dinámica pues se observa el feto en total movimiento”, indicó el Dr. Jorge Hurtado Rubio, médico radiólogo de Medical Innovation & Technology.

 

Por ello, el doctor detalla la importancia de estos exámenes y lo que identifican a lo largo del desarrollo gestacional:

Para estimar algún riesgo fetal: En la primera ecografía, realizada entre la semana 11 y 14 de gestación, se puede identificar el número de embriones, los latidos cardiacos, la edad gestacional y la presencia algunas complicaciones como los hematomas retrocoriales, los cuales son signos de una posible amenaza de aborto. Además se puede hallar alguna anomalía o defecto cromosómico como el Síndrome de Down, gracias a la utilización de marcadores ecográficos.

Para identificar la morfología fetal: La segunda ecografía se debe realizar entre la semana 20 y 24 y en ella se identifica el sexo del bebé y la anatomía del feto. Se efectúa un análisis sistemático y detallado del cerebro, corazón, pulmón, hígado, vejiga, extremidades y columna vertebral. Asimismo, en este examen se puede detectar la presencia de ciertas anomalías en el bebé como son labio leporino, espina bífida, hidrocefalias, malformaciones intestinales y esqueléticas, entre otras.

Para asegurar el bienestar del feto: La tercera ecografía se realiza entre la semana 32 y 36 del embarazo. En este procedimiento, se identifica los posibles signos de hipoxia fetal (falta de oxígeno), se estima el peso del bebé, el lugar de la placenta, la cantidad del líquido amniótico y se verifica la posición del feto para evaluar el tipo de parto que tendrá la madre.

ecografía

Te puede interesar