12 hábitos que estás haciendo y que quizás no sabías que te están causando acné

Además, te damos algunas posibles soluciones. 

Hayamos convivido con el durante algunos años o recién notamos su presencia en nuestra piel, el acné es una condición que afecta nuestro cutis e incluso nuestra autoestima. Si bien puede ser hereditario, muchas veces no sabemos a qué se debe. Por eso, aquí te decimos 12 hábitos que quizás no sabías te están causando granitos paras que tengas mayor consideración y puedas reducir su presencia.

1. Tu celular está sucio: si te empiezan a salir granitos en un lado específico de tu rostro o en la línea de la mandíbula, puede ser debido a tu celular. Recuerda que al tocar tu ‘smartphone’, estás transfiriendo todos los gérmenes que tienes en las manos a su teléfono. De esta manera, las bacterias penetran tu piel, causando acné. Para arreglar esto, asegúrate de limpiar tu teléfono con algodón y alcohol por lo menos una vez por semana.

s

2. Niveles bajos de vitamina D: cuando tu cuerpo está bajo en vitamina D, no funciona tan bien, haciendo que tu sistema inmunológico se debilite. Esto no solo te deja muy propensa a enfermarte más rápido, sino que también significa que las bacterias dañinas pueden invadir tu cuerpo y aparecer en la piel como acné. Puedes tomar suplementos o ingerir más alimentos ricos en vitamina D.

3. Empezaste a tomar probióticos: generalmente, los probióticos ayudan a aliviar los granitos en lugar de causarlos, pero si hay una alteración en los intestinos y estás tomando probióticos, estos pueden agitar las bacterias en su intestino y aparecer en tu piel en la forma de una espinilla.

s

4. No toleras el agua de tu ducha: se sabe que los metales en el agua oxidan la piel y alteran sus niveles de pH. Si el nivel de pH de su piel está diferente, la capa externa de aminoácidos / ácidos lácticos y aceites que la protegen puede verse comprometidos, exponiendo tu tez y promoviendo la aparición de granitos. Además, ciertos tipos de metales y minerales en el agua pueden dejar residuos en la piel que se pueden mezclar con el sudor, la suciedad, las bacterias y el aceite.

5. Estas bebiendo mucho café: si bien la cafeína en productos cosméticos tiene algunos beneficios para la piel, beber mucho café puede ser perjudicial para tu cutis. Esta bebida aumenta la acidez, lo que altera el equilibrio del pH de su cuerpo y crea una inflamación en diferentes áreas de tu piel. En su lugar, trata de tomar más agua o tés para disminuir los niveles de acidez.

6. No estás durmiendo bien: ya sea que te estés acostando tarde, tengas mucho trabajo o te quedes revisando tu página de Instagram, el no dormir las horas necesarias perjudica el estado de tu piel y se manifiestan en la forma de espinillas, ojeras u opacidad. Además, también está demostrado que la luz que irradian los teléfonos, son perjudiciales para tu cutis. Por eso, no duermas con el celular cerca tuyo y trata de conseguir las siete horas que tu cuerpo necesita para rendir todo el día.

a

7. Tu base es muy espesa: muchas veces, el maquillaje que tiene una consistencia espesa que pueden tapar los poros o acumular suciedad, que puede quedar en la piel y hacer que se formen granitos. Puedes usar bases con consistencias más ligeras o si deseas una más gruesa por la cobertura, asegúrate de limpiar muy bien tu tez.

8. No usas tónico: los tónicos equilibran la piel, ya que los jabones pueden hacer que tu piel sea más alcalina. Por eso, después de limpiar la piel, rocía o pasa un poco de tónico con una bola de algodón para volver a alcanzar un nivel de pH adecuado.

s

9. Estás comiendo mucha azúcar: el consumo excesivo de azúcar ​​aumenta el índice glucémico del cuerpo, lo que hace que produzca más aceite. Hacer OD en estos tipos de alimentos también causa glicación, donde el azúcar rompe las células de la piel, lo que crea un efecto dominó, lo que hace que el colágeno y la elastina se debiliten, y que aparezcan líneas finas y arrugas.

10. Cambias de productos muy seguido: si cambias de productos contra el acné muy seguido por que te frustras al no ver resultados inmediatos, estás haciéndole un daño terrible a tu cutis. Un intercambio muy rápido no te permitirá evaluar el desempeño y la aplicación de demasiados ingredientes activos de todos los diferentes productos puede alterar los niveles de pH en la piel, causando que te salgan granitos. "Tu piel tiene que adaptarse a los nuevos activos que le estás poniendo y si no tiene la oportunidad de ajustarse, podría terminar disminuyendo el sistema inmunológico de tu piel por sobrecargarla con demasiados ingredientes activos" reveló la química cosmética Mary Schook.

s

11. Estás secando tu piel con productos para el acné: si tenemos la piel grasa, pensamos que la solución es hacerla mate, pero cuando usamos demasiados tratamientos para los granitos, podemos resecar la piel a tal punto que puede arruinar la barrera cutánea y hacer que entren más bacterias en los poros.

12. Estás utilizando bloqueador que contiene ingredientes que irritan la piel: si empiezas a notar que te está brotando más acné en el verano que en cualquier otra estación, podría ser por el bloqueador que estás usando. Los expertos aseguran que se trataría específicamente de un ingrediente llamado avobenzona, que se ha relacionado con la irritación y la inflamación de la piel. Si eres propensa al acné o tienes una piel súper sensible, elige una fórmula que contenga física (dióxido de titanio o zinc) en lugar de bloqueadores químicos para reducir el riesgo de irritación, pero que aun así proteja tu piel del sol.

s

Recuerda que existen diferentes tipos de acnés y diferentes razones que lo causan y los motivos que te hemos señalado previamente son algunos de ellos. Eso sí, dale a tu piel el cuidado que amerita y recuerda que, ¡nunca está demás visitar al dermatólogo para asegurar que todo está en orden!

s

Te puede interesar