Cuarentena: cinco beneficios de hacer yoga para sobrellevar el confinamiento

Antes del inicio de la pandemia el 20% de peruanos ya presentaba problemas de salud mental y se proyecta que, luego de la segunda ola de contagios, la cifra supere el 35%.

De acuerdo con estadísticas del Instituto Ghestalt de Lima, antes del inicio de la pandemia el 20% de peruanos ya presentaba problemas de salud mental y se proyecta que, luego de la segunda ola de contagios, la cifra supere el 35%. Las principales afecciones, según la institución, serían la dificultad para dormir, el cansancio o falta de energía, falta de apetito, poca concentración y, en casos más extremos, los pensamientos suicidas.

Karla Luna, creadora de www.laalyoga.com, comenta que nadie ha estado preparado para enfrentar una situación como la que hemos vivido el año pasado. No solo por el cambio de rutina que hemos debido sobrellevar; muchos de nosotros hemos debido también enfrentar la pérdida irreparable de nuestros seres queridos o, incluso, afrontar nosotros mismo la enfermedad y sus secuelas. Por ello, consideramos importante el impulso y difusión de herramientas como el yoga que nos ayuden a transitar este periodo de grandes desafíos.

Iniciar tu práctica en la disciplina no es difícil ya que no requieres de máquinas específicas. Tus principales herramientas serán tu cuerpo y tu mente. Además, es una actividad que puedes realizar tranquilamente dentro de casa, practicando posturas muy sencillas de ejecutar. También puedes tomar algunas sesiones de yoga online; sobre todo ahora que diferentes estudios y profesoras de yoga han implementado sus plataformas digitales.

Beneficios del yoga

De acuerdo con la vocera, algunos de los beneficios que obtendrás al incorporar el yoga como práctica diaria serán:

Moverte en casa: El periodo de cuarentena restringe nuestra movilidad y la vida sedentaria no es recomendable para nuestra salud. Incorporar rutinas de movimiento dentro de casa nos puede ayudar a activar los músculos para evitar posibles enfermedades producto de la vida sedentaria. Por ello, el yoga puede ser una gran compañía durante este periodo de confinamiento porque te ayudará a activar distintas zonas del cuerpo desde tu mat de yoga.

Refuerza tu sistema inmunológico: Enfrentamos una crisis de salud alrededor del mundo provocado por un virus al que no podemos ver y que podamos adquirir sin darnos cuenta. Si eres de las personas que trabaja fuera de casa; la práctica del yoga puede ayudarte a reforzar tu sistema inmunológico mediante la ejecución de posturas que favorecen el mejor funcionamiento de nuestros órganos.

Aprende a trabajar la aceptación: Otro de los beneficios de la práctica del yoga se da a nivel mental. La disciplina milenaria de la India es un excelente entrenamiento para aprender a trabajar la aceptación, lo que significa ser conscientes de lo que sucede alrededor y enfrentarlo de la mejor manera. Un retorno a confinamiento no es una idea agradable para muchos de nosotros; sin embargo, es el estado actual de las cosas. Con mente sabia podemos aceptar el momento presente sin aferrarnos al pasado, ni al futuro y adaptarnos a las circunstancias.

Resiliencia y calma: El Yoga es una disciplina donde es fundamental la conexión entre el cuerpo y la mente; por ello, las practicas siempre inician y culminan con una pequeña/corta meditación la cual te permitirá estar en un estado más consciente y aliviar el estrés y ansiedad causada por los momentos de zozobra. Luego, cada una de las posturas que empieces a practicar ayudarán a equilibrar tu cuerpo; es por eso que, si se practica con frecuencia, esta disciplina milenaria nos permite desarrollar resiliencia y calma para enfrentar momentos difíciles.

Acompañamiento ideal para el restablecimiento de tu salud mental: Si actualmente estás llevando una terapia para restablecer tu salud mental, la práctica de yoga puede ser una gran compañía. Las sesiones de yoga nos ayudan a conectar con el cuerpo y también con lo más profundo de nuestro mundo emocional. Por ello, es un excelente compañero para afrontar situaciones dolorosas. Con la práctica podrás aprender a canalizar tus angustias, tus dolores, los miedos, la incertidumbre, la pena y el dolor.

Te puede interesar

SÍGUENOS