¡Cocina fácil! 5 ingredientes para gente con prisa

Ten estos ingredientes siempre a la mano y podrás preparar comidas nutritivas y saludables rápidas.

Con el ritmo y estilo de vida que llevamos, lo más lógico es que no alcancemos a tener tiempo para toda actividad que requiera de nuestra presencia o en la que podamos invertir mucho tiempo.

Pero lo que sí podemos hacer es organizarnos para adelantar pasos y para tener a la mano lo que necesitemos cuando lo necesitemos.

Planificar las compras

Puedes hacer esta actividad preventiva para tener comidas de una manera más práctica y optimizar tus tiempos.

Cuando estés viajando en transporte público, en un momento en que estén libre o cuando vuelvas del trabajo a casa puedes hacerlo a través de aplicaciones móviles, en una agenda o notas digitales o en un cuaderno que lleves contigo.

Esto es vital si no quieres perder tiempo cuando vayas a hacer las compras.  

Haz tu lista con estos básicos.

1. Legumbres

Si no te queda tiempo para hacerlos en una olla en casa opta por comprarlos ya cocidos para que los tengas listos para usar en el momento que hagas una comida.

Son un buen recurso para que tengas a tu alcance alimentos ricos en proteínas, ya cocinados y listos para comer.

Un ejemplo son las lentejas y frejoles con las que puedes hacer desde salsas para pasta hasta ensaladas.

Recuerda que algunas legumbres como las lentejas rojas y las peladas no necesitan mucho tiempo de cocción largo y se pueden hacer en muy poco tiempo.

2. Bebidas vegetales

Lo ideal es que estas sean sin azúcar y sin sabores porque así las podemos usar tanto en platos dulces como salados.

Las más variables por su sabor, textura y nutrientes son las bebidas a base de soya. Las normales o con un suplemento de calcio que no contengan azúcar ni edulcorantes.

También existe una variedad de leches vegetales que puedes adquirir en puntos de venta de productos orgánicos.

Alternativas como leche de almendras, maní, linaza y otras bebidas vegetales. Una vez abiertas duran 3-4 días en la nevera.

3. Frutos secos

Lo normal es que no se pongan malos puesto que suelen duran un buen tiempo para poder usarlos en algún patillo o almuerzo o también para comerlos solos como aperitivo o snack.

Es posible que los compres y guardes en envases con cierre hermético para evitar enranciamiento.

Las nueces, almendras, anacardos, pipas de girasol, pistachos y avellanas con algunos de los más usados.

Opciones ideales si quieres hacer un paté vegetal o comer un snack o hacer una ensalada.

No necesitan cocción y te los puedes llevar en bolsitas antes de salir de casa.

4. Frutas que duran

Como alternativas a frutas puedes tener de provisiones a plátanos que esté un poco verdes, aguacates, naranjas, mandarinas, ciruelas, peras, manzanas, etc.

Una buena selección de frutas te asegura snacks rápidos para cualquier momento del día.

Y lo mejor es que algunas de estas como aguacates o paltas te sirven para hacer platos salados como ensaladas o salsas.

5. Verduras que duran

Las verduras que te durarán una semana entera sin ponerse malas para que las uses cuando puedas son estas: calabacín, cebollas, coliflor, romanesco, puerro, papas, col, kale o espinaca bebé, calabaza.

Son algunos ejemplos de verduras que más usos tienen en la cocina y que puedes conseguir y solo tienes que guardarlas bien.

Papas “para todo”  

Una receta para tener papas ya hechas que puedes usar en cualquier plato.

Ingredientes:

3 kg de papas pequeñas

Procedimiento:

- Pon a hervir abundante agua en una cacerola u olla grande.

- Lava muy bien las papas con ayuda de un cepillo suave.

- Cuece las papas juntas unos 16 – 18 minutos, hasta que estén tiernas. Solo tienes que echarles un vistazo y removerlas.

- Escúrrelas y deja que se enfríen. Sécalas y guárdalas en un recipiente bien cerrado.

Ya lo sabes, sigue estos tips de cocina y haz tu vida más simple y sin prisas en la cocina.

Te puede interesar