4 cosas que no sabías sobre el himen

El himen es una parte de la vulva asociada a la “virginidad” femenina, pero como sabemos realmente de ella.

Si alguna vez hemos escuchado nombrar la palabra himen seguramente ha sido en una conversación relacionada con la “virginidad” femenina, ya que un himen intacto denota la ausencia del coito pene-vagina mientras que un himen “roto” da cuenta de una experiencia coital previa.

Históricamente ser virgen ha sido visto como una cualidad que las mujeres debían preservar hasta el matrimonio o hasta encontrar a un hombre del que estén enamoradas. Dado que vivimos en una cultura sexista, no se les pedía a los varones que retardaran sus encuentros sexuales hasta casarse o hasta que encontraran el amor sino, por el contrario, se les exigía socialmente que tuvieran la mayor cantidad de experiencias sexuales que pudieran y que quisieran.

La virginidad era bien vista solamente como una práctica femenina por lo que no es difícil comprender que se trata de otra manera establecida por los hombres para controlar la sexualidad de las mujeres.

Sin embargo, ser virgen no sólo no debería tener ninguna validez a nivel social o cultural sino que no tiene ningún sustento físico, ya que el himen no es lo que creíamos que era. Por eso comparto contigo 4 cosas que no sabías sobre el himen y que cambiarán tu perspectiva sobre la virginidad y otros mitos de la sexualidad femenina.

1. El himen no se rompe

El himen es un repliegue membranoso que forma parte de la vulva y se encuentra rodeando o cubriendo parcialmente la entrada de la vagina. El himen es flexible y elástico, de tal manera que cuando ocurre la penetración vaginal puede estirarse sin romperse y sin presentar ningún sangrado.

2. Tiene diferentes formas y tamaños

La forma y el tamaño del himen varía en cada mujer. Así como ocurre con cualquier otra parte de nuestro cuerpo, existe una diversidad de tipos de himen como existe una diversidad de tipos de vulvas.

A veces un himen presenta una perforación mediana o varias perforaciones pequeñas o una perforación muy grande. Nada de eso indica absolutamente nada sobre la experiencia sexual de una mujer, dichas perforaciones están ahí para permitir el paso de la sangre menstrual durante la regla.

3. No sangra durante el primer coito

Se cree que durante el primer coito vaginal un hombre puede identificar si una mujer es virgen o no debido a la dificultad para llevar a cabo la penetración vaginal —producto de la presencia del himen que es visto como una barrera— y el dolor físico y el posterior sangrado vaginal en la mujer.

Pero debido a que el tejido del himen es muy fino puede ocurrir que el sangrado no se produzca aunque se trate del primer coito pene-vagina de una mujer.

  NO TE PIERDAS: 4 mitos sobre la vagina

NO TE PIERDAS: 4 mitos sobre la vagina

4. Hay mujeres que no tienen himen

Sí, hay mujeres que nacen sin himen. Mientras que hay otras que, al tener un himen demasiado fino, durante alguna actividad deportiva éste puede haber desaparecido.

 

Sandra Campó es escritora y educadora sexual.  Autora del libro HOY TENGO GANAS DE MÍ: 7 historias de masturbación femenina y creadora del blog SASÁ. Desde 2015 realiza talleres de educación sexual para mujeres en diversos espacios de Lima. Síguela en FACEBOOK e INSTAGRAM: @elblogdesasa

Te puede interesar

SÍGUENOS