Podofilia, el fetiche por los pies

Hay mujeres a las que les gusta olerlos, chuparlos, lamerlos o hasta ser penetradas por un pie. ¿Eres una de ellas? 

¿Te gustan los pies? Tranquila, es uno de los fetiches más comunes que existen, no te cohíbas y da riendas sueltas a tus bajos instintos. Científicamente conocido como “podofilia”. varias investigaciones afirman que la atracción por los pies hace parte de la vida sexual de cualquier persona, y no representa ningún problema mental.

Según un estudio realizado por la International Journal of Impotence Research, se dedujo que el 47 por ciento de los participantes tenían un fetiche con los pies.

Sigmound Freud se adelantó a su época y notó el ferviente interés que sentían casi todos sus pacientes por los pies, por lo que lo atribuyó a la noción de que relacionamos los pies con el pene.

En relación a ello, el neurólogo Vilayanur S. Ramachandran señala que puede deberse a que el pie y los genitales ocupan áreas contiguas en el cerebro y puede haber enlaces entre ellos.

Varios expertos afirman que esta clase de fetiches sexuales se originan durante la infancia cuando experimentan algo visual o táctil que terminan relacionando con la sexualidad. Dicho de otra manera, una experiencia fuerte puede degenerar en un fetiche sexual en algunos niños, mientras que para otros no.

CONOCE MÁS: 3 poses sexuales para lesbianas

“Las personas nacen con una predisposición inherente a ciertas inclinaciones; este potencial innato para los fetiches atípicos puede o no expresarse. Que se exprese o no depende de estímulos externos y reacciones psicosexuales a la experiencia de vida", comenta la psicoterapeuta con sede en Nueva York Dulcinea Pitagora alias "The Kink Doctor".

Te puede interesar

SÍGUENOS