¿Qué es la vulva y cuáles son sus partes?

Saber qué es la vulva y cuáles son las partes que la componen es un paso esencial para conocerte mejor a ti misma y disfrutar de tu sexualidad.

La mayoría de mujeres no tiene ni la más mínima idea de qué es la vulva o cuáles son las partes de ésta debido a que no es una práctica común el colocar un espejo frente a nuestros genitales para poder observarlos.

La poca (o casi nula) educación sexual que recibimos en el colegio se concentra en darnos información acerca de los órganos internos del aparato reproductor (útero, trompas de Falopio, ovario) y no en los órganos genitales externos que se encuentran en la vulva.

Pero si quieres disfrutar mejor de tu vida sexual es necesario que conozcas las partes de la vulva y las funciones que cumple cada una de ellas.

¿Qué es la vulva?

La vulva es el conjunto de genitales externos de la anatomía sexual de las mujeres y está compuesta por los siguientes órganos: el monte de Venus, los labios vaginales, el clítoris, el orificio uretral y la abertura vaginal.

Tal como te expliqué en otro artículo, para observar las partes de la vulva sólo basta que abras las piernas y coloques un espejo frente a ella.

Si haces esto podrás identificar cada uno de los órganos que se encuentran en la vulva.

Monte de Venus

El pubis o Monte de Venus es la zona más visible de la vulva, es un montículo carnoso de forma triangular compuesto de tejido graso por dentro y por fuera puedes reconocerlo fácilmente porque comienza a cubrirse de vello púbico desde la pubertad.

Labios vaginales

Son pliegues de piel ubicados alrededor de la abertura vaginal. Existen los labios mayores (externos) y los labios menores (internos), estos últimos están dentro de los primeros. La extensión de los labios vaginales va desde el clítoris hasta debajo de la abertura vaginal.

El clítoris

La parte del clítoris que observamos en la vulva es la punta de este órgano llamado glande, éste se encuentra ubicado en la parte superior de la vulva donde se unen los labios vaginales menores.

El tamaño del glande del clítoris, que está cubierto por un capuchón, varía de acuerdo a cada mujer.

Tanto el glande del clítoris como el capuchón que lo cubre son la parte más visible de este órgano, pues el resto del mismo —su tronco y raíces— se encuentra dentro de la vagina y mide aproximadamente 12 centímetros de largo.

Es muy importante mencionar que la única función del clítoris es dar placer a las mujeres, así que si aún no te has dado tiempo para conocer este órgano es hora de que lo identifiques como una de las partes más destacadas de tu vulva.

El orificio uretral

A diferencia de lo que muchas piensan, las mujeres no orinamos por la vagina sino que lo hacemos por el orificio uretral que se encuentra debajo del clítoris y arriba de la abertura vaginal. Si abres tus labios podrás observar fácilmente este pequeño orificio.

La abertura vaginal

Como acabo de decir líneas arriba, la abertura vaginal se encuentra debajo del orificio uretral y, como su nombre lo dice, es la puerta de entrada a la vagina. Es a través de la abertura vaginal que se expulsa la sangre menstrual y es por allí también por donde nacen los bebés.

Conoce tu vulva

Hoy en día es cada vez más común hablar de la importancia del autoconocimiento, es decir, de conocernos a nosotras mismas a nivel psicológico con el objetivo de poder desarrollarnos personalmente y experimentar bienestar emocional.

Para conocerte a ti misma puedes emplear los recursos que tengas, desde la lectura de libros sobre el tema, la práctica del yoga o la meditación y, en el mejor de los casos, la terapia psicológica.

Si llevamos esta premisa al ámbito sexual entonces podemos estar seguras de que el autoconocimiento corporal es fundamental para que disfrutes de una vida sexual responsable, plena y consciente.

Por eso es necesario que te des un tiempo para explorar tu cuerpo en general y en este caso tu vulva, en particular. Para hacerlo sólo necesitas una gran curiosidad por conocerte a ti misma y un espejo que te permita observar tus genitales externos.

Una vez colocado el espejo entre tus piernas abiertas y frente a la vulva, identifica cada una de las partes que la componen: el monte de Venus, los labios vaginales mayores y menores, la parte externa del clítoris, el orificio uretral y la abertura vaginal.

Una buena manera de guiarte en este ejercicio de autoconocimiento corporal es buscar una imagen que te pueda servir de referencia como una ilustración en la que se indiquen las partes de la vulva.

Vulva vs. vagina

Otro asunto que también es necesario aclarar es la diferencia que existe entre vulva y vagina porque tal como te expliqué en otro artículo, es muy común que las mujeres usen la palabra vagina para referirse a la vulva.

Que la mayoría de mujeres no sepa nombrar de manera correcta sus órganos sexuales ni sepa reconocer las partes de sus genitales es una prueba de lo grave que es no contar con una educación sexual adecuada.

Conocer nuestro cuerpo, más allá del denominado aparato reproductor, es algo que a nosotras se nos ha negado con el único fin de que no sepamos que nuestros genitales no sólo sirven para menstruar y reproducirnos sino que también pueden ser una fuente de placer que todas merecemos disfrutar.

 

Sandra Campó es escritora y educadora sexual.  Autora del libro HOY TENGO GANAS DE MÍ: 7 historias de masturbación femenina y creadora del blog SASÁ. Desde 2015 realiza talleres de educación sexual para mujeres en diversos espacios de Lima.

Te puede interesar

SÍGUENOS