Detectan casos de coinfección simultánea de dos variantes del coronavirus en Brasil

Este tipo de situaciones médicas preocupan a los científicos, porque se mezclan genomas de diferentes variantes que podrían provocar que el coronavirus mute o "evolucione".
 

Casos de reinfecciones y nuevas variantes del coronavirus preocupan a la comunidad científica. En el caso de Brasil se ha presentado un singular escenario: un paciente que se han infectado de manera simultánea con dos variantes de la COVID-19 y que están presentes en el organismo, así lo dio a conocer una investigación reciente de la que fue parte el laboratorio nacional de computación científica vinculado al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Brasil.

El nuevo coronavirus ha ido mutando con el pasar de los días, pues según los expertos, el virus tiende a volverse más letal y contagioso.

¿Cuáles son las nuevas cepas de coronavirus?

-Variante de Brasil (P1)

-Variante Británica (B.1.1.7)

-Variante Sudafricana (B.1.351)

Un ser humano puede presentar una coinfección del coronavirus, es decir que más de una variante esté presente en su organismo. Sin embargo, no hay evidencias —hasta la fecha— que una coinfección de variantes de la COVID-19 esté relacionada de forma directa con una mayor letalidad de la enfermedad.

¿El coronavirus puede mutar?

Ante este tipo de casos de coinfección, los científicos del laboratorio nacional de computación científica del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Brasil se muestran preocupados, porque al mezclarse genomas de diferentes variantes que podrían provocar que el virus evolucione.

La aparición de nuevas variantes hace más complejo el escenario de la pandemia, pues la vacuna tendría que ser buena contra todas en el mismo rango de efectividad.

En un artículo, publicado por Elmer Huerta este domingo en El Comercio, el especialista explica que hay factores que revelarían por qué se han elevado las cifras de casos de coronavirus a más de un año de haberse descubierto y "superado" la primera ola.

En algunas regiones es probable que no se haya llegado a la conocida "inmunidad de rebaño", que debe ser del 76%. Otro factor relevante es que la inmunidad contra el coronavirus ha disminuido a varios meses de haberla contraído.

"No solo se tendrán reinfecciones y necesidad de cambiar las vacunas anualmente, sino que deberán reforzarse los esfuerzos de vacunar cuanto antes a la mayor parte de la población. Sin infecciones, no hay mutaciones; sin mutaciones no aparecen variantes", puntualiza Elmer Huerta.

Te puede interesar