Pastor evangélico agrede a esposa y continúa pidiendo paz entre seguidores

Pese al acto de agresión intentó justificarse pero emitió un terrible comentario machista: “Quiero pedir públicamente mi perdón y el de mi esposa Deborah por mi actitud”

 

En un live a través de las redes sociales, un pastor religioso agredió a su esposa instantes antes de dirigirse a sus seguidores para ofrecerles un mensaje de paz.

El hombre de fe no sabía que la trasmisión ya había iniciado, por lo que actuó sin mediar consecuencia y sin pensar que la indignación que provocó entre los usuarios que ya estaban conectados lo convertirían en viral.

Gracias a la viralización del vídeo, los medios de comunicación identificaron al sujeto como Edson Araujo, de la iglesia Dios es Amor, ubicada en San Pablo, Brasil.

En dichas imágenes, el líder religioso se dispone a iniciar su discurso, pero notó que la cámara no estaba del todo bien puesta, por lo que descargó su ira contra su esposa.

“Estoy harto, m@#%. ¡Haz las cosas bien, im&#%@l!”, refunfuñó. Su esposa, Déborah, no aparece en la imagen, pero se escucha un sonido similar a un golpe, no queda claro a qué. “Ordena bien el negocio”, reclamó Araujo, antes de volver a sentarse.

Tras el exabrupto, comenzó a dirigirse a sus fieles seguidores con total normalidad. “Acepten la paz del Señor”, dijo a sus feligreses.

Repudio en redes sociales

Tras la ola de críticas que recibió en todas sus redes sociales, el pastor Edson publicó un vídeo para pedir disculpas por lo sucedido, pero lo visto en la pantalla generó aún más dudas. En la nueva publicación, Araujo habla mientras la mujer se mantiene en silencio, muchas veces cabizbaja.

“Quiero aquí, de antemano, primero a Dios, quiero pedir públicamente mi perdón y el de mi esposa Deborah por mi actitud, mi error y mi fracaso. Quiero pedir perdón por mi pastor, Elías y mi familia y la de ella y todos los pastores que confiaron y permanecieron confiados en mi trabajo”, exclamó.

Según el religioso, mientras ella no intervino en ningún segundo del vídeo, han vivido juntos cuatro años “abrazando la obra del Señor”, y aseguró que la actitud mostrada no corresponde a su persona.

Te puede interesar