Esto es todo lo que debes saber de la nutrición durante la lactancia

Nutrirse durante la lactancia puede resultar confuso. Si tú eres mami, entonces sigue estos importantes consejos.

Al amamantar a tu bebé, le brindas los nutrientes que promoverán su crecimiento y salud. Pero siempre tenemos dudas respecto a qué alimentos y bebidas son más beneficiosas para ti y cómo afecta tu alimentación a la leche materna y tu hijo.

Por esta razón, los especialistas de Mayo Clinic nos aclaran todas las dudas de la nutrición durante la lactancia. Toma lápiz y papel para que apuntes todo.

¿Qué alimentos debo comer durante la lactancia?

Concéntrate en tomar decisiones saludables que favorezcan la producción de leche. Opta por alimentos ricos en proteínas, tales como huevos, lácteos, frijoles, lentejas y mariscos con bajo contenido de mercurio.

Elige una variedad de cereales integrales, frutas y verduras. Lava las frutas y las verduras para que tengas menos exposición a cualquier residuo de pesticidas.

Si ingieres una variedad de alimentos diferentes durante la lactancia, el sabor de tu leche materna cambiará y, de esa manera, tu bebé se expondrá a sabores distintos. Eso puede ayudarle a aceptar con mayor facilidad los alimentos sólidos más adelante.

A fin de verificar que tú y el bebé reciben todas las vitaminas que necesitan, el médico posiblemente te recomiende continuar a diario con las vitaminas prenatales, hasta que dejes de amamantar a tu hijo.

¿Cuánto líquido debo tomar durante la lactancia?

Bebe líquidos con frecuencia, preferentemente antes de tener sed, y bebe más cantidad si tu orina tiene un color amarillo oscuro. Ten cerca un vaso de agua mientras amamantes al bebé.

Sin embargo, ten cuidado con los jugos y las bebidas azucaradas, porque consumir demasiada cantidad de azúcar puede contribuir a que aumentes de peso o sabotear tu esfuerzo por perder los kilos del embarazo.


Consumir gran cantidad de cafeína también puede ser un problema, así que limita tu consumo de bebidas con cafeína a no más de 2 o 3 tazas diarias de (unas 16 a 24 onzas, que equivalen a 473 y 710 mililitros, respectivamente). La cafeína en la leche materna puede inquietar al bebé o alterarle el sueño.

¿Necesito más calorías durante la lactancia?

Sí y posiblemente debas comer un poco más (aproximadamente entre 330 y 400 calorías adicionales por día) para conservar tu energía.

Para obtener estas calorías adicionales, elige alimentos ricos en nutrientes, como una rebanada de pan integral con una cucharada (unos 16 gramos) de mantequilla de maní, un plátano o una manzana de tamaño mediano y 8 onzas (unos 227 gramos) de yogur.


Te puede interesar