Conoce cuáles son las plantas que pueden dañar la salud de tu mascota

Conoce las plantas que no dañinas para la salud de tus mascotas.

Silvia Granados Zúñiga

Veterinaria Viringo's Petshop

Si tenemos animales en el hogar debemos ser precavidos con las plantas que están a su alcance pues algunas de ellas son irritantes o tóxicas. En algunos casos solo el contacto con ellas puede ocasionar enrojecimiento, sarpullido, picazón o irritación en la piel u otras partes de su cuerpo. En otros, alguna parte de la planta puede ser ingerida y ocasionar lesiones en el sistema digestivo o cuadros gastrointestinales severos de vómitos y diarreas, y hasta problemas neurológicos, cardiacos, hepáticos o renales que, de no ser tratados a tiempo, pueden ocasionar la muerte. Recordemos que la toxicidad de las plantas pueden estar en los tallos, las hojas, las flores o los frutos. Si se requiere atención veterinaria con urgencia, lo más recomedable es que el propietario pueda informar al médico qué tipo de plantas hay en casa para poder iniciar un tratamiento adecuado.

Entre las plantas segurás están el bambú, los helechos, las albacas, el romero y otras. Entre las tóxicas encontramos los lirios, la sábila, el crotón, el narciso, la ortiga, la hiedra, la sika y algunas más.

Por otro lado, debemos tener cuidado también con los plaguicidas y algunos nutrientes empleados para el cuidado de las plantas. Obviamente debemos evitar la presencia de los animales cuando estos se aplican (e incluso varias horas o días depués). Al igual que en el caso de la intoxicación, el propietario debe saber qué componentes se usaron y son los posibles causantes de las afecciones. Una mascota intoxicada por pesticidas presenta signos clínicos como salivación excesiva, temblores en el cuerpo, desorientación, incontinencia urinaria o defecatoria y dificultad para caminar o mantenerse en pie. Recuerda que su salud se puede ver comprometida no sólo por la toxicidad de los componentes sino también por la cantidad que haya consumido la el animal. (Ojo, debes prestar atención a las fumigaciones en parques si es que acudes a ellos con las mascotas).

Y, bueno, por otro lado, es importante también proteger a las plantas de los posibles daños que las mascotas pueden ocasionarles mordiéndolas, haciendo huecos en sus macetas o miccionando y defecando en ellas. Para ello podemos poner cercos de madera o mayas protectoras, colocar las macetas en alto (colgadas o en parantes) o en lugares de difícil acceso para las mascotas.

mascotas y plantas

Te puede interesar