¿Sin pareja? Prueba el Scrabble erótico, el juego para tener citas rápidas y encontrar el amor [VIDEO]

Wapas, en Londres, alguien tuvo la magnífica idea de reinventar las reglas del famoso Scrabble para dar un toque picante y erótico a las citas rápidas.

En diversos países existen las “citas rápidas” donde decenas de personas se reúnen en algún local para conocer al amor de su vida mediante una rápida conversación. En Londres, unas personas decidieron reinventar este tradicional evento agregando el famoso juego de mesa Scrabble, pero con unas reglas muy eróticas.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Cuatro razones por las que la gente de virgo son los mejores amantes

Estas citas rápidas con el juego de mesa lleva de nombre “Dirty Scrabble”, “Scrabble sucio”, y atrae a una veintena de londinenses, jóvenes y mayores, a un cómodo salón privado de un bar, donde las reglas se reinventaron para que puedas gozar de una velada excitante con la persona que tú elijas.

Fue Jordi Sinclair, un joven empresario especializado en la organización de veladas lúdicas, quien tuvo la idea de mezclar citas rápidas (“speed dating”) y un Scrabble especial. “El Scrabble está bien, pero para conocer a gente es un poco intelectual”, explicó este treintañero.

El juego de mesa  es una actividad de paciencia que requiere concentración y se ajusta mal al ritmo desenfrenado y la tensión de esos encuentros cronometrados propios de las citas rápidas organizadas, es por ello que decidieron cambiar las reglas.

En este juego nuevo lo primordial es encontrar las palabras más sexys  posibles y sin censura, además cuentan con 11 letras en vez de 7 y pueden tomarse licencias con la ortografía. “Es más fácil hablar de sexo cuando lo tienes escrito delante de las narices”, comentó el creador de este juego.

Sentados alrededor de una mesa de Scrabble, en pareja, los solteros tienen siete minutos para jugar y hablar antes de pasar a la mesa siguiente. Las palabras compuestas en los tableros reflejaban la perdida de timidez como “hung” (“bien dotado”) a “heat” (“calor”), pasando por “boobs” (“pechos”) o “Dogy” (“la posición del perro”).

NO DEJES DE LEER: El Principito’ nos da una gran lección sobre la diferencia entre querer y amar

“Hay palabras gruesas”, bromeó Neil Shah, uno de los participantes, “Es divertido. Después de todo, la gente está relajada y usar un lenguaje ridículo rompe las barreras, te ríes y estás menos incómodo”. Wapa, ¿te animarías a jugar el Scrabble erótico?

Te puede interesar