¡Indignante! Joven fue violada por ocho vecinos, hizo la denuncia y ahora vive bajo amenaza de sus agresores

Ella perdió su trabajo porque vive encerrada en su casa a causa del miedo. Los vecinos le hacen señas insinuando que la van a volver a violar y que la van a matar.

Este caso es realmente indignante y nos llena de impotencia que no se haga nada al respecto. Paula tiene 19 años y vive en Buenos Aires, pero no puede salir  de su casa por ser constantemente amenazada por sus abusadores sexuales.

NO TE PIERDAS: Niño de 8 años fue contagiado de VIH tras violación en escuela de Ecuador

La joven reveló que hace un año la invitaron a una fiesta enfrente de su casa pero no se imaginaba el final que le esperaba. La drogaron, la llevaron hacia otro domicilio y fue violada por ocho vecinos. Pero lo peor vino después, ya que tras hacer la denuncia, comenzó a recibir amenazas y no puede ni salir de su casa por culpa de los violadores.

El calvario de Paula empezó el 10 de diciembre del 2016. Según relata Sandra, su madre, la joven fue abusada por los sujetos, cinco de ellos los reconoce y son del barrio y otros tres no los puede identificar. "Uno es guardia comunal acá, en Florencio Varela".

Si bien la denuncia la hicieron antes de las 72 horas, cuando ella pudo recordar lo sufrido, en la comisaría no le hicieron los hisopados ni la vio una ginecóloga. "Cuando ella estaba ahí declarando, no sé cómo se enteraron y ellos aparecieron ahí".

Desde ese momento su vida fue un infierno. Incluso la víctima revela que los abusadores viven transgrediendo la restricción de 50 metros y le hacen señas, insinuando que la violarán de nuevo o le cortarán el cuello. "Como son cortapastos, se pasan el rastrillo por los testículos amenazándome que me van a volver a abusar, y así todo el tiempo. Así estamos viviendo este calvario".

TAMBIÉN PUEDES VER: Comisaria no aceptó denuncia de intento de feminicidio de joven trans porque en su DNI figuraba como hombre [VIDEO]

"Yo perdí mi trabajo, mi mamá perdió su trabajo, mi papá perdió su trabajo precisamente porque no podíamos ir a trabajar porque teníamos miedo". Además, la joven madre denunció que este sábado, cerca de las 3:30 de la mañana, estaba en su casa junto a su madre y empezaron a escuchar disparos en el fondo de la vivienda. Producto de esto, "se despertaron todos los chicos, nos asustamos y yo entré en un ataque de pánico y estuve así hasta las 11 de la mañana sin siquiera poder amamantar a mi hija que es recién nacida".

Te puede interesar