Orgasmos femeninos: la libertad de expresar con diversos gemidos el placer que sientes

Hay tantas formas de gemir como mujeres que llegan al orgasmo hay, cada una tiene su propia manera de expresar el placer que siente.

Lamentablemente, a falta de una educación sexual en el colegio y en casa, la mayoría de las personas reemplazamos información confiable sobre el sexo por lo que la industria pornográfica nos vende a través de sus películas.

Como sabemos, la pornografía promueve una visión de la sexualidad en la que el placer femenino está subordinado al masculino y en la que la violencia sexual y la dominación machista hacia las mujeres suelen ser elementos indispensables en un encuentro sexual.

Es así como en el imaginario de la pornografía las mujeres emiten ruidosos gemidos, acompañados de gritos o expresiones estruendosas. Pero, contrario a lo que se piensa, cada mujer tiene una manera diferente de expresar su placer cuando tiene un orgasmo: algunas harán más ruido que otras, unas serán más discretas que otras. Al final lo que importa es que todas podamos expresar nuestro placer como deseemos hacerlo.

Una librería de orgasmos

Con el objetivo de romper con la idea de cómo debe gemir una mujer cuando tiene un orgasmo, en 2006 la marca de productos eróticos Bijoux Indiscrets realizó un proyecto de investigación en sexualidad femenina, que incluye la creación de una Biblioteca de Orgasmos con Sonidos Reales.

Marta Aguiar y Elsa Viegas, dueñas de esta empresa española que ofrece una amplia diversidad de juguetes sexuales, se propusieron romper con las creencias falsas que existen en torno al sexo y entre ellas se encontraba, por supuesto, cómo suena un gemido durante un orgasmo femenino.

Luego de realizar un estudio en el que participaron más de 1,400 personas de entre 18 y 89 años, las creadoras de Bijoux Indiscrets descubrieron que un porcentaje mayoritario de mujeres (entre el 50 y el 60%) ha fingido un orgasmo y para hacerlo ha imitado los gemidos que las actrices realizan en las películas pornográficas.

Por eso Aguiar y Viegas decidieron recopilar los audios de orgasmos reales y para ello cualquier mujer puede subir un orgasmo a la página web de Bijoux Indiscrets. Cada grabación es anónima y cada mujer que sube el audio puede colocar un seudónimo y algunas etiquetas para describir las características de su orgasmo como las zonas erógenas que se han estimulado, la técnica que se ha empleado, si se ha usado algún juguete o sólo las manos, y demás detalles.

Cada audio genera un gráfico diferente y está disponible para ser oído online, descargado y compartido en redes sociales. Escuchar estos orgasmos reales nos muestra que el sonido de un orgasmo real es muy diferente uno de otro: el gemido puede ser agudo, sostenido durante unos segundos, grave o casi imperceptible.

La importancia de un proyecto como éste radica en que permite desmitificar la idea de cómo debe sonar un orgasmo y de cómo debe ser el gemido de placer de una mujer, de tal manera que ninguna de nosotras debería sentirse obligada a realizar una imitación de lo que la pornografía nos vende como la performance de un orgasmo. Es necesario que quede claro que hay tantas formas de gemir como mujeres que llegan al orgasmo hay y cada una tiene su propia manera de expresar el placer que sienten.

Te puede interesar