¿Eres de las que finge orgasmos? Reconoce las señales

Muchas mujeres no saben reconocer si están fingiendo un orgasmo o solo es excitación pura, pero una vez que lo sienten nunca más vuelven a mentir.

En la actualidad hablar de clítoris y orgasmos es tabú entre las mujeres, es más fácil esconder nuestras dudas debajo de la cama y cuando tenemos relaciones sexuales no encontramos en la disyuntiva de fingir o solo disfrutar de la máxima excitación que no quiere decir que hallas llegado al clímax.

Según estudio hecho por la revista Archives of Sexual Behavior indicó que más del 60% de las mujeres le han hecho creer a sus parejas que han llegado a un orgasmo cuando la realidad es que solo fueron sensaciones parciales. A veces están en camino de la excitación pero no llegan a más porque tampoco lo pedimos.

Así que, si quieres reconocer si eres de las que finge aquí te mostramos 4 causas:

— La mentira piadosa: A veces lo hacemos para hacer sentir bien a nuestra pareja, pero nosotras nos quedamos con las ganas.

— Porque ya nos cansamos y queremos acabar: Quieres que acabe, así que aceleras el clímax masculino para terminar la relación sexual.

— Miedo e inseguridad: A veces por miedo de decir lo estamos sintiendo durante el acto sexual, hacemos pasar nuestra excitación por un orgasmo.

— Aumento de la excitación propia: Puedes sentir mucha excitación pero es parte de tu disfrute personal.

Así que, antes que pienses a hacerte muchos cuestionamientos y malinterpretes estas situaciones, es mejor que conozcas estas sencillas razones por las que solemos fingir un orgasmo:

No tiene movimientos coordinados

Si eres de las que no coordinas bien los movimientos de la pelvis con las de tu pareja, exageras o prefieres no hacerlas es muy probable que no sepas cómo tener un orgasmo y por eso lo finges. Por ello, es importante que conozcas tu cuerpo y el de tu pareja.

Los gemidos son exagerados

Es bien conocido que los gemidos son señal de excitación pero a veces nos podemos confundir. Wapa, si eres delas que les gusta hacer mucho ruido y en verdad no lo está sintiendo, es probable que lo estés fingiendo. Así que, será mejor que empieces a explorar individualmente para que sepas que te gusta y así poder guiar a tu pareja.

 

No transpira ni se ruboriza

Estas son reacciones muy normales en el cuerpo humano, la temperatura cambia generando un incremento del flujo sanguíneo que va desde el tórax hasta la frente. Por ende, si estas sudando y tienes el rostro rojizo es porque vas por buen camino, pero si no, eso no es un orgasmo.

Te pregunta si te falta mucho

Si eres de las apuradas que está pregunte y pregunte, pues ni llegarás a un orgasmo ni tampoco lo fingirás.

No lubrica lo suficiente

Si no lubricas y estas normal, pues una señal que no ha habido orgasmo, solo excitación.

Los pezones no se contraen

Si tus pezones están erectos, tus pechos se ponen más redondos es un buen indicativo que estas por llegar a un orgasmo pero si no lo culminas regresarán a la normalidad y a los más que llegarás es un suspiro.

Esta más que decir que ambos tienen del derecho de disfrutar de sus orgasmos, por lo consiguiente no es bonito saber que tu pareja no llega a un orgasmo y, es más, que lo fingen. El mejor consejo que te podemos dar es que converses con tu pareja y busquen cómo estremecer sus cuerpos juntos, así tendrán una gratificante noche de sexo.

 

Te puede interesar