Joven cuida y alimenta a perros sin hogar, pero vecinos lo discriminan

A través de Facebook, Adriano Lemos muestra el noble trabajo que realiza junto a su esposa Gabriela en favor de los animales callejeros que deambulan buscando un poco de alimento.

Muchas veces los actos de buena fe quedan en segundo plano cuando las personas optan por encontrar un mínimo error a las cosas que hacemos. Así fue demostrado por Adriano Lemos, quien ganó mucha popularidad en Facebook por demostrar su incondicional amor por los animales desamparados que andan por las calles buscando comida.

El joven comenta que desde los 15 años rescata, cuida y alimenta a decenas de perros que se topan en su camino, pero su enorme labor se está viendo manchada por culpa de un grupo de vecinos que lo llaman "raro" por los cambios estéticos y los tatuajes que se hizo en el rostro y gran parte del cuerpo.

"Todo lo que hago es voluntario y dependo al 100% de las donaciones. Intento llevar tantos animales como sea posible para castrarlos y termino pagando un taxi, pero es caro", relató a Razões para Acreditar. A pesar que el único objetivo de Adriano es colaborar, su iniciativa se ve afectada por los comentarios que recibe a diario, pero él prefiere hacer caso omiso.

"La gente me tiene miedo, pero después de conocerme, se disculpa. Una vez estaba dando de comer a los animales y una niña me vio y dijo: ¡guau, qué hermosa tu acción, Dios los bendiga! Yo estaba de espaldas, cuando me di la vuelta y dije ‘gracias’, ella salió corriendo", agregó al portal brasileño.

Por amor a los animales

Según cuenta el joven en Facebook, muchas personas cuestionan su asistencia a la iglesia y le dicen "Dios no está de acuerdo", pero Adriano opta por minimizar los comentarios y prefiere responder de otra manera: "Ahí es cuando entro y demuestro que no es así como funciona".

"La primera impresión que tiene la gente es como, 'mira a ese chico raro, no sé qué, hay que dejarlo solo, ni siquiera debe tener familia'", relató el muchacho de buen corazón. Sin embargo, el amante de los animales prefiere centrarse en su labor y esquivar los prejuicios de las personas mal intencionadas.

Una persona feliz a su manera

Adriano también lamentó los comentarios que debe recibir su esposa Gabriela: "¿Cómo vas a vivir tus sueños con este chico?", le consultan. Pero su trabajo y la cercanía con los perros le permitió abrir más su mente y responder con una "palabra de esperanza" los ataques que también debe leer en Facebook.

Te puede interesar

SÍGUENOS