Conoce la historia de la francotiradora que mató a más de 300 nazis

Esta valiente mujer fue premiada con la medalla de heroína de la Unión Soviética y es considerada como uno de los mejores francotiradores de la historia.

Ludmila Pavlichenko (12 de julio de 1916-10 de octubre de 1974) es una de las francotiradoras más conocidas de la historia bélica mundial, tuvo un total de 309 muertes confirmadas, incluyendo a 36 francotiradores enemigos durante la segunda Guerra mundial. No tenía ni 25 años y se encontraba en la brecha que separa en dos mitades a la humanidad. Escondida entre los arbustos, la joven podría ser la perfecta descripción de una cierva que conoce uno a uno todos los secretos y trucos para permanecer fuera del peligro y que no la atrapen.

NO TE PIERDAS: Matrimonio saudí obsequió un iPhone 8 a cada uno de sus invitados [VIDEO]

Oriunda de la localidad ucraniana de Belaya Tserkov, se trasladó a los 14 años con su familia a la ciudad de Kiev. Fue a la universidad y realizó su tesis con éxito sobre el atamán Bohdán Jmelnytsky. Comenzó a trabajar en un arsenal soviético, se apuntó en el club de tiro de su empresa y en poco tiempo destacó por sus dotes y habilidades como francotiradora. Quien diría que esta chica  llegaría a convertirse unos años después en una de las señas y símbolos del Ejército Rojo.

En junio del año 1941, cuando estaba estudiando historia en la Universidad de Kiev, la Alemania nazi comenzó la guerra contra la Unión Soviética en la Operación Barbarroja, momento en el que Ludmila decide alistarse en el Ejército Rojo y emplear un rifle.

Los reclutadores querían darle el puesto de enfermera, pero la valiente mujer logró formar parte de la 25ª División de Infantería, llegando a ser una de las 2.000 francotiradoras soviéticas, de las cuales solo unas 500 sobrevivieron a la guerra.

Armada con un rifle Mosin-Nagant soviético, Lady Sniper logró que 187 oficiales y soldados alemanes fueran abatidos por ella en sus dos primeros servicios en Odesa.

TAMBIÉN PUEDES LEER: ¡No podrás creerlo! Descubre qué hacen con los jabones de hoteles cuando los huéspedes no los usan

En junio de 1942 fue herida por fuego de mortero tras lo que fue retirada del frente, dada su condición de heroína fue enviada a Canadá y EE.UU, convirtiéndose en el primer ciudadano soviético en ser recibido por un presidente estadounidense Franklin Roosevelt. Realizó numerosas apariciones y discursos a lo largo de importantes instituciones de ambos países.

Además, se dedicó a entrenar a  cientos de francotiradores soviéticos antes del fin de la guerra y en 1943 recibió la Estrella de Oro de la condecoración de Héroe de la Unión Soviética.

Te puede interesar

SÍGUENOS