Conoce la razón por la que odiamos el sonido de nuestra propia voz

Te contamos las razones que explican que nuestra propia  voz suene diferente cuando la escuchamos en una grabación. Hay un estudio al respecto.

Escuchar nuestra propia voz puede producir reacciones muy distintas, algunos se avergüenzan más que otros pero ¿por qué ocurre esto? Un psicólogo explica detalladamente lo que realmente significa tu reacción cuando escuchas tu propia voz en una grabación.

NO TE PIERDAS: ¡Hermoso! “Mis héroes”, el comercial que está desafiando los estereotipos de género [VIDEO]

Todo empieza porque es imposible saber cómo suena tu propia voz cuando hablas ya que el sonido que te llega a ti es una versión distorsionada de cómo suena realmente tu voz. Sin embargo, cada vez que te escuchas en una grabación, estás enfrentándote a una versión mucho más real de tu verdadera voz.

Esto se debe a la fisiología de tu cráneo. Cuando hablas, el sonido te llega a través de dos vías. Por un lado, a través del conducto auditivo externo. Sin embargo, cuando tus cuerdas vocales vibran, también lo hacen los huesos del cráneo y la conducción ósea transmite frecuencias más graves en comparación con la conducción aérea. Por lo tanto, cuando te escuchas en directo, tu cerebro percibe el sonido de tu voz como más grave de lo que en realidad es.

El psicólogo neoyorquino Harold A. Sackeim realizó un estudio sobre este tema y descubrió que las personas con una alta autoestima no tienen problema alguno en escuchar su voz hasta el punto que llegan a confundir la voz de otros por la suya, según su investigación.

En este curioso experimento, el psicólogo bajó la autoestima de algunos participantes diciéndoles que habían obtenido malos resultados en un test de inteligencia. Por otro lado, elevó el ego de otros diciéndoles que habían conseguido muy buenos resultados. Aquellos cuya autoestima había sido elevada afirman que escucharon su propia voz cuando en realidad no era así, mientras que el grupo de personas que había sido bajonado afirmaron no escuchar su voz cuando en realidad sí lo era.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Halloween: Ocho películas de terror que disfrutarás en el cine [VIDEOS]

Sackeim concluye que todo está conectado con la salud mental. Aquellas personas que a menudo creen percibir su propia voz al enfrentarse a distintas grabaciones son aquellas que muestran un mayor grado de salud mental. En decir, si realmente odias el sonido de tu propia voz quizá deberías trabajar la autoestima.

Te puede interesar