Conoce la sórdida historia de la fundadora de Roxy

La modelo y empresaria dueña de la marca Roxy, Jill Dodd ha escrito una biografía titulada 'The Currency of Love' sobre la historia de amor, placer y celos que vivió con Adnan Khashoggi.

El pasado de la empresaria Jill Dodd, fundadora de la marca internacional de ropa deportiva Roxy es sin duda muy exótico. Su vida cambió y dio un giro inesperado un fin de semana a principios de los 80, cuando solo tenía 20 años y trabajaba como modelo en París.

NO TE PIERDAS: Facebook: Tres adolescentes golpean a una joven madre y a su bebé de seis meses [VIDEO]

Todo empezó con una invitación a una fiesta "Mi agente me llamó para preguntarme si yo quería ir a Montecarlo con ella y le dije ¡Sí... maravilloso! La noche que llegamos fuimos a una fiesta loquísima" expresa Dodd. El lugar era Le Pirate, donde camareros de pelo largo y sin camisa tocaban guitarra mientras una fogata crepitante, de seis metros de altura, iluminaba el cielo. "Un pirata me entregó una copa de champán. Me lo tomé y tiré la copa al fuego, como los demás invitados. Todo era tan salvaje y decadente. Quería bailar y vi a un hombre sentado en la mesa que parecía inofensivo. Nos miramos y empezamos a bailar alrededor de la fogata. Mientras estábamos bailando, mi agente se acercó y me preguntó si sabía con quién estaba bailando. Le contesté que no, que no me importaba y me dijeron que era Adnan Khashoggi y le pregunté ¿Qué es Adnan Khashoggi?... no le entendí nada"

Khashoggi era un multimillonario saudita, comerciante de armas y conocido por su papel en algunos de los más famosos escándalos de los ochenta, entre ellos el Irán contra o Irangate (1985 y 1986), en el cual Estados Unidos, bajo el gobierno de Ronald Reagan, le vendió armas al gobierno iraní que estaba en guerra con Iraq y financió el movimiento Contra nicaragüense, dos operaciones prohibidas por el Senado. 

El millonario saudita quedó prendado de la modelo americana y ahí comenzó una historia de amor, placer y celos “Cuando nos sentamos, él me subió la manga y escribió 'te amo' en mi brazo en letras grandes y rojas. Al principio no me di cuenta de que lo había escrito con sangre” comentó para BBC. “Estaba perdida en mi propio mundo, mareada por el alcohol y rodeada de extraños en ese loco lugar. Lo único que hacía era mirarme el brazo”, relata.

Aquella declaración de amor la llevó al lujoso yate donde le pidió matrimonio “Me gustaría que fueras mi esposa de placer. Firmemos un contrato por cinco años. Yo me encargaré de ti, me podrás contactar en cualquier momento, si quieres verme enviaré un avión. Podrás salir con otros hombres. Yo no me caso de la manera tradicional” expresó Khashoggi y la modelo selló el contrato con un beso.

A partir de ese momento la modelo comenzó una doble vida. Por un lado, la ostentación y la opulencia propias de su relación con el millonario saudita “Tenía su estilo de vida cuando estaba con él vivía en sus hermosas casas y era atendida por sus empleados domésticos, cocineros y masajistas”. Por otro lado, su trabajo, alquiler y demás preocupaciones mundanas.

TAMBIÉN PUEDES LEER: ¡Indignante! Familia deja a una abuelita afuera de su casa durante toda la noche

Toda la historia con Adnan Khashoggi, la modelo lo ha plasmado en su biografía titulada The Currency of Love. "Adnan murió el día que publiqué mi libro (6 de junio, 2017). Para mí fue un shock que me duró una semana. En medio de la noche me levantaba llorando y sentía que estaba hablando con él diciéndole que lo quería" No obstante, si una de sus dos hijas le dijera que está en una relación como la que ella tuvo con Khashoggi  "sentiría terror" expresa.

 

Te puede interesar