¡Tiene el corazón de poeta! Lee las cartas de amor que escribió Barack Obama durante su juventud y enamórate

¡Todo un romántico! Acaban de salir a la luz las cartas que escribió el ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante su época universitaria y te vas a enamorar aún más de él. 

Sin duda, el matrimonio Obama es el más inspirador que hay en el mundo, sus dedicatorias ya sean orales o escritas en cada discurso o aniversario son la mejor parte para sus fieles seguidores de tan bonito amor. Pero ese estilo tan romántico que tiene el expresidente norteamericano no es reciente y tenemos pruebas.

NO TE PIERDAS: ¡Qué tierno! El mensaje de Michelle para Barack Obama por su cumpleaños te hará suspirar

Acaban de salir a la luz antiguas cartas escitas por Barack en su época universitaria, allá por la década de los 80s. Con mucha inspiración y haciendo gala de una impecable caligrafía, Obama demostró su talento como poeta. Pero no fueron dirigidas hacia su hoy esposa Michelle, sino para Alexandra McNear,  una chica que conoció en el Occidental College de Los Ángeles.

Las cartas estaban bajo el poder de la universidad Emory y serán resguardadas por el Stuart A. Rose Manuscript, Archives and Rare Books Library. Sin embargo, tenemos algunos párrafos que se han podido publicar.

“Confío en que sabes que te extraño, que mi preocupación por ti es tan extensa como el aire, mi confianza en ti es tan profunda como el mar, mi amor rico y pleno”, escribió en 1982.

“Pienso en ti seguido, aunque siga confundido sobre mis sentimientos. Parece que siempre vamos a querer las cosas que no podemos tener. Eso es lo que nos une. Eso es lo que nos mantiene separados”, envió a su chica desde Indonesia.

“De alguna manera un embrollo de números y citas y deudas ha crecido desde tu última carta. Escuchar tu voz es como descubrir el pasaje de un libro que leí hace un tiempo”, escribió el entonces joven de 22 años.

“Me siento sumergido en un corredor entre los valores viejos, acciones, formas de pensar y aquellos que yo busco, hacia los que estoy trabajando”.

TAMBIÉN LEE: Los Obama, un amor de cuento de hadas que nació en las palabras ¡Lo físico no es todo!

“Un joven hombre negro con su brazo detrás de su cabeza, viendo al cielo con los ojos llorosos, una joven mujer blanca con la cabeza recargada en su brazo, sola y enfrentando el extenso remolino, afuera del cuarto, dentro de ellos, separados en el ojo de la tormenta”.

Te puede interesar

VIDEO TIPS

SÍGUENOS