¿Un ladrón educado? Este hombre entró a robar a un restaurante pero primero se preparó comida y lavó los platos

Este ladrón por más que falte al séptimo mandamiento (no robaras) ha demostrado que cuando se entra a hurtar en casa ajena siempre se debe de dejar los platos limpios.

El que te dediques a robar casas o establecimientos públicos, no significa que seas un malagradecido y no ayudes a que tu “centro de trabajo” esté limpio o por lo menos así lo creyó este ladrón quien decidió no solamente vaciar la caja registradora de un local de comida rápida, sino también a recoger el desastre producto de un día de atención.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Nacieron el mismo día, en el mismo hospital y 27 años después se casaron

Esta historia sucedió la semana pasada cuando un individuo que hasta ahora se desconoce, forzó la entrada del local “Taquería de Nelly” en Hicksville, Nueva York para sustraer todo lo que había en la caja registradora, sin embargo antes de irse decidió hacer lo inesperado, según se ve en los videos de la cámara de seguridad.

El ladrón prendió la cocina, calentó una olla donde preparó frijoles, marinó el pollo y cocinó camarones con mucha destreza, para luego darle de martillazos a la registradora y tomar el dinero que allí había y huir, no sin antes lavar los platos y poner la comida en el refrigerador.

“El hombre comenzó a “cocinar una tormenta” en la oscuridad, calentó los fríjoles, marinó el pollo y cocinó los camarones. El tipo tenía habilidad, si no fuera un criminal, lo contrataría”, comentó Will Colón, dueño del restaurante.

NO DEJES DE LEER: Jóvenes que nadaron en 'piscina de lechones' irían a la cárcel por asesinar a los animales [VIDEO]

Por ahora no se sabe la identidad del “ladrón cocinero”, pero las autoridades ya están investigando pues este criminal no solo comió gratis sino que se llevó una fuerte suma de dinero que asciende a más de mil dólares.

 

 

Te puede interesar