El Gerente General de McDonald´s Colombia cambió su vida y ahora es un ermitaño ¡Su historia te sorprenderá!

Medina, estudió en la Universidad de Virginia, en Estados Unidos y  en 1995 llevó la primer sucursal de McDonald’s a Colombia y se ubicó  en Andino de Bogotá. 

Esta historia te sorprenderá. Hace 18 años, Pedro Medina era el Gerente General de la franquicia McDonald´s en Colombia, sin embargo él decidió dejar su exitosa carrera para llevar a cabo un proyecto personal que tenía y todo por el bien de su país, pero seguramente te preguntarás ¿qué pasó?

NO DEJES DE LEER: Acompáñame a ver esta tierna historia... Cóndor abrazó a cuidador que salvó su vida [VIDEO]

Medina, estudió en la Universidad de Virginia, en Estados Unidos y  en 1995 llevó la primer sucursal de McDonald’s a Colombia y se ubicó  en Andino de Bogotá, el centro comercial más exclusivo de la ciudad. A la inauguración de la multinacional de comida rápida más famosa del mundo asistió hasta el presidente del país de la época. Tras 12 meses, era un negocio sólido que se extendía por todo el territorio colombiano.

Regresando a la historia del cambio total de su vida, Medina asegura que fueron tres los momentos clases que lo llevaron a tomar esta decisión.

El primero fue, una conferencia que dio a futuros administradores y economistas en la Universidad de los Andes, en 1999. Ese año, Colombia enfrentaba una fuerte recesión económica y problemas de seguridad. Al preguntar a los 39 estudiantes, sí se veían en su país en cinco años, tan sólo 12 levantaron la mano.

Cuando les pregunté a los otros 27 qué era lo que pasaba, me respondieron pidiéndome razones para quedarse en el país y yo no supe bien qué decirles.

En este momento, pensó en un proyecto llamado ¿Por qué creer en Colombia? pues, además del café, las esmeraldas y la naturaleza, se le acabaron los motivos para explicarle a estos jóvenes por qué deberían de apostar en su país, en vez de los modelos extranjeros.

El segundo momento fue  en el año de 2001, cuando Medina cada vez estaba más cansado y con la mente fuera de McDonald’s, su jefe le hizo dos preguntas muy directas: ¿usted qué quiere hacer?, ¿quiere renunciar cierto? En ese momento, él quería dedicarse más en su proyecto a favor de Colombia, sin embargo, no quería quedarse en la calle, sin un trabajo fijo.

En el siguiente año, lo nombraron consultor externo y tuvo todo el tiempo del mundo para dedicarse en cuerpo y alma a su proyecto.

El tercero, que más bien fue el primero, pero Medina prefiere dejarlo al final, fue el momento en que se dio cuenta de lo que significaron sus últimos 15 años, cuando se encontró al borde de la muerte.

Tuve un aneurisma. Me abrieron la cabeza unos días después y cuando me la sellaron me dejaron un tornillo un poco suelto.

Aún conserva la cicatriz, al lado izquierdo de su frente. Y, después de 15 años, hizo un recuento de lo mucho que había perdido alcanzando esta concepción de éxito basado en la posición económica y empresarial. En este momento lo cambió todo para volverse al campo, dejar atrás las hamburguesas y la gaseosa, para cambiarlo por comida natural, sin necesidad de refrigeración o congelación.

Ahora, vive en una minga, una construcción colectiva en donde ha cambiado por completo sus hábitos, optó por una alimentación flexivegetariana e intenta hacer de su hogar, lo más sustentable posible. Conoce a sus vecinos y a todos los habitantes del pueblo y está convencido que, para avanzar, se tiene que pensar en lo local.

TE PUEDE INTERESAR: Facebook: Mujer dejó a sus perros en el patio y encontró una terrible sorpresa ¡Sus mascotas se salvaron de la muerte! [VIDEO]

15 años en McDonald’s y 24 meses en el campo le enseñaron a Medina, que la felicidad es inversamente proporcional a los bienes materiales que uno tiene. Como dicen por ahí, no es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita.

Te puede interesar

contenido patrocinado

VIDEO TIPS

SÍGUENOS