Este gatito perdió sus patas traseras pero gracias al amor y la ciencia pudo volver a caminar [FOTOS]

Esta pequeña mascota llego a la veterinaria gracias a que lo rescataron de la calle, pero tenía una mata facturara y la otra con una severa infección por lo que tuvieron que amputárselas.

Este nuevo caso de amor a las mascotas viene desde Bulgaria y se trata de un gatito llamado “Pooh”, el cual no se sabe con certeza cómo fue el accidente que tuvo, ya que él llegó a la veterinaria muy adolorido, con una de sus extremidades traseras facturada y la otra con heridas abiertas. Su rescatista, una mujer mayor que siempre le daba de comer notó que el gatito estaba muy decaído y fue por eso que rápidamente lo llevó al centro clínico para mascotas.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Adolescente arriesgó su vida para rescatar a su mascota de un lago congelado [VIDEO]

La mujer cuenta que el gatito nunca ha tenido una familia ya que siempre lo ha visto en las calles cercanas a su casa desde que era un poco más pequeño. Vladislav Zlatinov fue el cirujano que examinó a la mascota y notó que se trataba de algo de vida o muerte ya que el felino tenía daños severos en los tejidos blandos y heridas abiertas y muy infectadas.

Dadas las circunstancias, las únicas dos opciones que el cirujano veía era amputarle las dos patas traseras hasta lo alto por donde nacían o simplemente inducirla a la muerte para que deje de sufrir. El cirujano no estaba contento con las dos alternativas que tenía, pero recordó que un colega de él ya había pasado por este caso similar en el cual operó a un gatito llamado Oscar, después de la amputación le coloraron unas prótesis para que pueda caminar.

Luego de pensarlo, Vladislav decidió operar al gatito, primero tuvo que realizar varias cirugías para salvar las partes superiores de las piernas traseras de Pooh. Luego consiguió con gran esfuerzo prótesis hechas a medida, y las perforó en los huesos del tobillo, uniéndolos de forma permanente.

NO DEJES DE LEER: Tener perros o gatos beneficiaría a la relación de pareja

“Ahora él está sorprendentemente bien. Pooh puede moverse libremente por superficies planas, caminar, correr, incluso hacer pequeños saltos. Lo importante es que no está sufriendo más, estamos muy orgullosos, fue todo un éxito y da esperanza a otros pacientes”, comentó el cirujano.

 

Te puede interesar

SÍGUENOS