Dos atletas demostraron el verdadero espíritu olímpico en Río 2016 [VIDEO]

Esta edición de los Juegos Olímpicos en Río 2016 no solo nos está dejando récords, hermosas fotos y alta competitividad, sino que también historias realmente inspiradoras, superación y compañerismo. Este es el caso de dos corredoras olímpicas, Abbey D’Agostino, de Estados Unidos, y Nikki Hamblin, de Nueva Zelanda quienes le demostraron al mundo entero la preocupación hacia el prójimo sin necesidad de conocerse.

TAMBIÉN LEE: Atleta judoca amamanta en público a su pequeño luego de ganar medalla de plata [FOTOS]

Las deportistas participaban en la prueba de los 5 kilómetros y tuvieron problemas cerca del kilómetro 3.2 cuando ambas chocaron y cayeron al suelo. El choque ocurrió porque Nikki bajó la velocidad para evitar empujar a otra corredora y Abbey terminó impactando con ella por la espalda y ambas cayeron al piso.

“Cuando caí repentinamente estaba como ‘¿qué está pasando?’ y de la nada sentí una mano en mi hombro y alguien que me decía ‘levántate, tenemos que terminar esto’. Estoy extremadamente agradecida por lo que Abbey hizo por mí. Esa chica es el espíritu Olímpico personificado, comentó Nikki a la prensa.

Ambas deportistas lograron cruzar la meta, Nikki en penúltimo lugar y Abbey en último quien abandonó la pista en una silla de ruedas, sin antes darse un tierno abrazo con la mujer que decidió parar su carrera y ayudar a su compañera.Hay que señalar que ninguna de las dos se conocía, nunca se habían visto en la vida. 

TE PUEDE INTERESAR: Río 2016: La historia de la nadadora olímpica que salvó a 20 refugiados sirios

Lo mejor de todo es que a pesar de haber llegado últimas los jueces decidieron permitirles pasar a la final de los 5.000 metros, que se disputara este viernes 19 de Agosto. Sus respectivos países alegaron que un problema externo había afectado seriamente su participación en la prueba, por lo que se determinó que merecían la oportunidad de seguir compitiendo.

Te puede interesar