¿Tienes mala suerte? Toma nota de estos hechizos para invertirla

¿Eres la salada del grupo? o peor aún, ¿la salada de la familia? Hagas lo que hagas, siempre las cosas te salen mal o te pasan demasiadas anécdotas tragicómicas con las que todo el mundo ríe, menos tú. Si no soportas más y ya no sabes qué hacer, quizás te animes a hacer estos hechizos para revertir tu mala suerte.

¿Funciona? Quizás debas intentarlo, no tienes nada que perder, solo tu mala suerte.

EL HECHIZO DE SAL

¿Qué necesitas?

Este uno de los hechizos más sencillos de todos, si de conseguir materiales nos referimos, toma nota de la lista de cosas que necesitarás.

- Un banquito de tres patas

- Un puñado de sal

¿Qué debes hacer?

Toma tu banco de tres patas y gíralo hacia arriba. Toma un puñado de sal y derrámala sobre el banco mientras das tres vueltas a su alrededor, de la derecha hacia la izquierda. Vuelve a poner el banco sobre su tres patas, siéntate sobre él y da un giro completo, de derecha hacia izquierda, también. Levántate y gira de nuevo el banco hacia arriba.

Pero lo más complicado viene aquí: lograrás que este hechizo para invertir la mala suerte se cumpla si nadie toca la banquita en una semana. Fácil, ¿no?

No te pierdas: ¿Crees en los hechizos para incrementar tus ingresos?

QUEMA INCIENSO

¿Qué necesitas?

- Varitas de incienso  de jazmín o sándalo

- Algo que soporte el incienso

¿Qué debes hacer?

Quema varitas impares de incienso, la cantidad que tú gustes, en el lugar donde sientes que se da tu mala suerte: en todos los ambientes de tu casa o en tu oficina. Deja que el humo aromatizado llene todos los ambientes del lugar donde tienes conflictos o mala suerte.

Esperamos que tu suerte cambie o resígnate a te quemes con el incienso o te caigas del banquito ¡Buena suerte, Wapa!

No te pierdas: 11 formas de atraer vibras positivas a tu vida

Te puede interesar