• https://wapa.pe/sociales/2015-03-24-semana-santa-tres-consejos-para-cuidar-tu-salud-si-sales-de-viaje

Semana santa: tres consejos para cuidar tu salud si sales de viaje

Cuando viajamos se pueden generar  situaciones muy estresantes en las que debemos hacer frente a agendas apretadas por los city tours, las largas horas de viaje, las habitaciones de hotel, los vuelos y el vivir con la maleta a cuestas. Estos son factores que contribuyen al estrés. Es por ello que es importante elegir cuidadosamente los alimentos. La doctora Roxana Fernández Condori, docente y psicóloga de la Universidad Católica Sedes Sapientiae nos brinda algunos consejos alimenticios para tomar en cuenta al momento de hacer un viaje:

1. Coma en  intervalos regulares y evite los excesos

El desfase horario altera los ritmos naturales del cuerpo. Consumir tres comidas diarias a intervalos regulares contribuye a mantener constantes los niveles de energía. El desayuno es una comida importante que nos permite recuperar la energía tras el ayuno que se produce mientras dormimos; y además, proporciona nutrientes esenciales que nos ayudan a pensar y a enfrentarnos a cualquier tipo de situación que podamos encontrar. Un buen desayuno es el primer paso para empezar un buen día.

2.  No se olvide de hidratarse constantemente

Es importante beber una cantidad suficiente de líquidos, especialmente durante y después de un vuelo. La más ligera deshidratación puede afectar a las funciones mentales.  Además, la deshidratación causada durante el vuelo, es un factor de riesgo de trombosis venosa profunda. Durante el vuelo, el organismo pierde agua debido a la presurización de la cabina, y el consumo de bebidas alcohólicas, en lugar de agua o zumos de frutas, empeora la deshidratación. Lo mismo ocurre con el café y el té. Si no ha podido beber durante el vuelo, asegúrese de beber bastante agua o zumo después del aterrizaje para rehidratarse debidamente.

3.  Algunos consejos antes, durante y después del  viaje

Se puede comer sano igualmente en casa o de viaje, pero encontrar los alimentos adecuados en un entorno diferente puede resultar más difícil. No obstante, estos sencillos consejos le ayudarán a mantenerse en forma:

- Consuma alimentos variados: Una alimentación variada facilita un aporte equilibrado de nutrientes. Si consume porciones de tamaño moderado,  podrá disfrutar de sus platos preferidos sin tener que privarse de nada.

 - No omita ninguna comida e intente cenar ligero: Trate de no pasar más de 4 ó 5 horas sin comer. Si llega la hora de comer y está muerto de hambre, será poco probable que elija un plato saludable y seguramente acabará comiendo en exceso. 

- No altere las horas de comida: Para reducir al mínimo el desfase horario que trastorna los ritmos naturales, cambie la hora de su reloj al comienzo del vuelo y adapte las comidas al horario de la zona que va a visitar. Duerma durante el vuelo si en su destino es de noche y permanezca despierto si es de día.

- Modere el consumo de bebidas con cafeína, y no las utilice como sustituto de la comida: La cafeína es un estimulante ligero, y su consumo elevado contribuye a la deshidratación y altera el sueño.

No dejes de leer: Semana Santa: beneficios del pescado, sobre todo si no se come frito

Te puede interesar

X