3 consejos importantes para empezar a organizar tu boda

El amor de tu vida te ha pedido matrimonio y has aceptado.  Lo más importante que debes saber es que eres muy afortunada. Disfruta plenamente de la dicha y felicidad de este acontecimiento y conserva estos sentimientos vivos y presentes ahora que comienzas a planear tu boda.

Lo primero que se necesita para empezar a planear una boda es tomarse un tiempito para meditar en ella y considerar los tres elementos base que guiarán el resto de la planeación de este día tan especial.

1. Establece un presupuesto para tu boda

En primer lugar consideramos de suma importancia establecer el presupuesto para tu boda. Aquí las preguntas que hay que responder son: ¿Quién va a pagar la boda? ¿Los padres de la novia? ¿Los padres de ambos? ¿Los novios? ¿O entre todos?¿Cuánto cuesta casarse? ¿Has platicado con tu novio y los familiares de ambos sobre este tema? Si aún no lo han platicado, anótalo en tu lista de prioridades y no sigas planeando tu boda hasta tener una idea clara y concisa de cómo se va a pagar la boda.

2. Define un estilo para la boda de tus sueños

Casi todas las chicas de una forma u otra, en algún momento de nuestras vidas sueñan con su boda. Cuando cierras tus ojos y piensas en tu boda ¿Qué tipo de imágenes vienen a ti? ¿Un largo vestido con cola y un gran velo de lujo? ¿Una iglesia cuajada de flores? ¿Un salón, un parque, un jardín botánico? Piensas en la ciudad donde resides actualmente o tal vez eres transportada a otra ciudad o país; tal vez sueñas con una boda en una linda playa, un bello atardecer.

Tal vez lo tuyo sea una boda tema o de época, tal vez ecológica y muy en contacto con la naturaleza… Sea cual sea el estilo con el que sueñas lo que importa ahora es definir a nivel general que tipo de boda deseas tener.

Describe en dos o tres enunciados tu boda ideal, sé clara y concisa. Ahora haz una lista breve de los elementos necesarios para formar tu boda ideal, asegúrate de anotar las cosas que de seguro no pueden faltar en tu boda en orden de prioridad.

3. Escoge la fecha de tu boda

Si tú y tu novio ya escogieron una fecha ¡súper! sino, ahora es cuando. Es probable que tengan alguna fecha especial ya en mente pero si aún no han llegado a eso hay algunos factores que podrán ayudarles a definir qué día será el gran día.

Si sueñas con una boda formal con un gran vestido y todo el ajuar tal vez quieras considerar celebrarla durante el otoño, invierno, o primavera. Si lo tuyo es más bien una celebración en un jardín botánico, en un parque, o en la playa, tal vez quieras considerar la primavera y el verano para tu boda. Si lo que más te preocupa es que todos tus familiares y amigos puedan asistir a la boda entonces habrá que concentrarse en días feriados, fines de semana largos, o vacaciones. Por último, si tu consideración principal es cuidar el presupuesto y ahorrar en tu boda entonces hay que planear la fecha de la boda considerando que si uno hace sus reservaciones con más de un año de antelación uno puede conseguir grandes ventajas económicas. En cualquier época uno puede celebrar una boda maravillosa y todas las temporadas tienen sus virtudes.

Recuerda: Dependiendo de la temporada cambia la disponibilidad de iglesias, templos, parques, y sitios especializados en bodas así como los servicios para eventos, las flores y los alimentos de temporada. Otro factor importante es el clima. Por ejemplo, si el lugar que tienes en mente para celebrar tu boda suele tener una temporada de lluvias muy fuerte será mejor abstenerse de escoger una fecha en el verano. Mantén estos factores en mente al escoger la fecha de la celebración de tu matrimonio.

¡Comienza hoy a planear la boda de tus sueños!

Habiendo definido estos tres elementos básicos: Presupuesto, Estilo, y Fecha de tu boda, has puesto la base sobre la cual se irá edificando una maravillosa celebración. Ahora es tiempo de divertirse planeando los detalles que harán la boda de tus sueños realidad.

No dejes de leer: 23 mitos y verdades sobre una boda

Te puede interesar