Aprende a preparar una mochila de emergencia para desastres naturales

Lima nuevamente fue sacudido por un sismo de mediana intensidad, así que siempre se debe tener a la mano nuestra mochila de emergencia en caso de tener bebés, ancianos o mascotas en casa. 

En las últimas semanas Lima viene sintiendo de forma esporádica pequeños sismos y aunque no son de mayor intensidad, si nos mantienen alerta ante cualquier catástrofe. Es por eso, que siempre debemos tener a la mano y abastecida nuestra mochila de emergencia.

Este viernes 22 se sintió un sismo de 4.9 en escala de Richter con epicentro en Mala.

Perú se encuentra en una zona sísmica y por esta razón nosotros debemos tomas las precauciones adecuadas para evitar pérdidas humana, ya que  un desastre natural puede desatar su furia en el momento que menos esperamos. Como hace pocos días, hemos tenido pequeños temblores, te indicamos que debe contener una mochila de emergencia. 

La mochila de emergencia tiene que contener artículos indispensables que pueden mantenernos a salvo por al menos 24 horas, así como también una caja de reserva que puede socorrernos por hasta cuatro días.

La mochila que usemos debe  ser cómoda y grande. Además su peso no debe exceder los 20 kilos, ya que nos impediría movilizarnos con la facilidad y rapidez que el caso requiera. Lo ideal es un máximo de 12 a 15 kilos.

Este maletín debe contener un botiquín de primeros auxilios y artículos de higiene como un gel antibacterial, papel higiénico, toallas pequeñas y paños húmedos.

En cuanto a los alimentos, debe llevar comida enlatada como el atún, paquetes de galletas de agua, agua embotellada sin gas  y dos unidades de chocolate en barra.

Como abrigo, se considera que debe llevarse dos mantas polares y juegos de pantuflas, así como algo de dinero en monedas. Estos artículos pueden servir para dos personas.

Asimismo, en caso que en la familia haya bebés o adultos mayores, se debe incluir algunos productos específicos como biberones, papillas, medicinas, latas de leche, pañales geriátricos y ropa de cambio. Y si hay alguna mascota en la familia, es necesario empacar un arnés, mantas y comida. Esta mochila deberá ser colocada en un lugar fácil de alcanzar durante la evacuación.

Ante movimientos sísmicos, se debe mantener la calma y evitar situaciones de pánico; además, identificar las zonas seguras y las rutas de evacuación hacia las zonas seguras externas.

También, se debe evitar realizar llamadas telefónicas innecesarias para evitar congestionar las líneas telefónicas. Para ello, es preferible utilizar los mensajes de texto, Internet o la mensajería de voz al 119.

Te puede interesar