En este café de Sydney la cuenta se paga con un beso

Una pareja ingresa al Metro ST James, un café de Sídney, Australia. Luego de pedir un par de tazas de café, el mesero se acerca y les cuenta que pueden pagar la cuenta de dos formas: o en efectivo o con un beso.

Ante la mirada atónita de la pareja, el joven explica que si ellos son pareja y acceden a darse un ósculo frente a él, el café les sale gratis, por lo que, entre sorprendidos y llenos de curiosidad, la dupla accede a darse un beso. Hoy no pagan su café.

Esta curiosa propuesta se viene realizando en el establecimiento y está llamando la atención de los turistas, quienes gracias a sus comentarios al respecto han viralizado la idea por las redes sociales.

Ahora el café Metro ST James promociona esta forma de pago incluso por Youtube, una propuesta bastante simpática.

Llámenlo marketing puro o simple curiosidad, lo cierto es que llamó nuestra atención y seguramente la de muchas otras personas.

¿Pagarías así tú café?

Te puede interesar