Cuando tu relación comienza a verse afectada por la crisis del coronavirus

Es normal que los ánimos de cada uno se encuentren alterados por la pandemia. Te sugerimos un consejo para evitar una crisis sentimental.

Mientras algunos tuvieron que afrontar la pandemia de la COVID-19 en soledad, otros han atravesado problemas significativos en su relación sentimental, el cual ha tenido como consecuencia la separación.

Con la llegada del nuevo coronavirus a cada país y el confinamiento necesario, muchas parejas optaron por convivir para evitar estar expuestos a factores de riesgo y así poder seguir con su rutina. Mientras, otras han estado en sus propios espacios, provocando un inevitable distanciamiento. Lo que es un hecho es que de ambas formas los malentidos y las rupturas han sido inevitables. 

¿Qué está pasando con las relaciones sentimentales en tiempos de pandemia?

Los sucesos que afronta nuestro mundo ante esta temible enfermedad ha ocasionado que nuestra salud mental se altere. Nuestros miedos, adicciones, pensamientos y estrés están saliendo de manera negativa a flote frente al otro y esto está produciendo desafíos en la relación.

Las parejas que han decidido por la convivencia, se han visto 'forzadas' a pasar tiempo juntos y a ello se le ha sumado los problemas financieros, estrés laboral, miedo a la enfermedad y un sin fin de cosas.

Cabe señalar que, para muchos, en la convivencia no existe el espacio personal y el tiempo a solas.

En el caso de las parejas que ya tenían tiempo viviendo juntas, no tienen posibilidad de ver a otras personas o tener planes por separado, después de todo, la vida social no es como antes y las medidas de prevención indican que no debe haber salidas no esenciales.

Consejo: Miremos los desafíos como oportunidades en lugar de problemas

Cuando se tiene una discusión es común que se echen la culpa por lo que está mal con el otro pero ¿por qué no en lugar de hacer eso, canalizan las emociones negativas y ven la forma de trabajar en conjunto para no repetir el mismo error?. Cuando aprenden a comunicarse con inteligencia emocional, comienzan a resolver problemas ingeniosamente en vez de hacerlos más y más grandes. Los problemas son desafíos para acercarse, entender su individualidad y ser colectivamente más fuertes.

Te puede interesar