Las mujeres embarazadas también se masturban

Si la masturbación femenina es un tema tabú, es más tabú todavía si hablamos de mujeres embarazadas.

Hemos idealizado de tal manera el embarazo que pensamos que el deseo, el placer y el sexo (tanto a solas como en compañía) no forman parte de la vida de una mujer cuando está gestando como si de pronto al concebir dejara de ser una mujer con deseo sexual como cualquier otra.

Por eso la masturbación durante el embarazo es un tema del que se sabe muy poco o del que casi nunca se habla, ya que si la masturbación femenina es un tema tabú, es más tabú todavía si hablamos de mujeres embarazadas.

Es necesario romper con el silencio que existe en torno a este tema y resolver las dudas y temores que pueden estar aquejando a todas aquellas embarazadas que no saben si deben o no masturbarse.

Masturbación y embarazo

La primera pregunta que surge al respecto es si la masturbación puede resultar peligrosa o puede afectar de alguna manera la gestación. La respuesta es rotundamente negativa. Darte placer a ti misma a través de la masturbación no implica ningún riesgo para tu bebé.

En realidad es todo lo contrario, sentir placer durante tu embarazo, así como en cualquier otro momento de tu vida, es saludable. La masturbación, sea con las manos o los dedos o con juguetes sexuales como los dildos o los vibradores, te aporta múltiples beneficios a nivel físico, mental y emocional.

Recuerda que cada orgasmo va acompañado de la producción de oxitocina, una hormona que alivia el estrés e incrementa el buen humor. Estos dos factores son importantes para mantener un buen estado de ánimo a lo largo de los meses de gestación.

Por otro lado, es usual que las mujeres embarazadas sientan un alto deseo sexual, lo que, por cierto, también tiene una explicación biológica: la zona pélvica recibe más circulación sanguínea durante el embarazo y esto provoca que la vulva y el clítoris estén mucho más sensibles y excitables.

A su vez, esta mayor sensibilidad genital es la clave para experimentar orgasmos de mayor calidad e intensidad durante del embarazo, así que aprovecha estos nueve meses al máximo y disfruta del placer de la masturbación sin miedo, sin culpa y sin vergüenza.

Consejos para masturbarte durante el embarazo

Hay algunos consejos que pueden serte de utilidad al masturbarte durante el embarazo:

- Si usas juguetes sexuales, como dildos y vibradores, asegúrate de mantener estos aparatos en condiciones higiénicas para así evitar infecciones. Aunque este consejo se debe aplicar siempre, si estás embarazada es más importante aun que evites cualquier tipo de infección que pueda afectar tu estado de salud durante los nueve meses de gestación.

- No te asustes si sientes las contracciones propias del orgasmo. Al igual que las contracciones del parto, las del orgasmo se producen en el útero pero, descuida, no se va a adelantar tu parto si te masturbas regularmente. Las contracciones orgásmicas sólo podrían tener algún efecto como el de acelerar el parto si es que ya llegaste o ya pasaste tu fecha de parto.

- Para masturbarte puedes colocarte en la postura que desees, busca una en la que te sientas cómoda. Tal vez esto sea más difícil a medida que el parto se acerca y tu barriga está más grande, pero prueba la posición en la que puedas darte placer de la manera más sencilla y confortable posible.

Te puede interesar

SÍGUENOS