Formas de tener sexo encima de una mesa sin llegar a lastimarte

Sí, experimenta esta nueva forma de tener relaciones y deja fluir esa amante pasional que llevas por dentro.

¿Tener sexo encima de una mesa? Sí, claro, este es el momento de dejar fluir la pasión y usar este espacio para disfrutar a plenitud de sexo junto a tu pareja. A continuación te mostramos algunos consejos para que esta experiencia sea la mejor y puedas disfrutar de esa amante que llevas por dentro.

Como afirma Antonia Hall, experta en relaciones sexuales y de pareja, las opciones en este mueble son casi infinitas: lo puedes hacer mientras estás de pie, apoyada, sentada y, por supuesto, acostada sobre ella. También permite que la penetración durante la postura del misionero sea más placentera.

Ten en cuenta la altura de la mesa

La altura ideal se acerca a la cintura de la persona que va a realizar la penetración, según Hall. Si llegas a este punto te preocupa la débil robustez de la mesa, pones los pies en el suelo para que te sientas más cómoda.

No necesariamente la mesa tiene que ser dura

Incorpora algo blando para que la zona de la espalda sea más confortable y si el protector que colocas es absorbente, mucho mejor para no dejar algunas manchas.

Todo tipo de mesas puede ser muy útil

Puedes probar muchas formas, tamaños y materiales, no te quedes estancada en la típica mesa de salón. Puedes poner en tu lista una mesa de billar. Opción especialmente buena porque ya de por sí son bastante robustas y tienen una elevación en los bordes para que te dejes caer a gusto sobre el mueble. 

Aprovecha la mesa para dar rienda suelta a tu imaginación

Puedes ponerte al borde de la mesa y levantar las piernas para luego cruzarlas en el aire. Deja que te penetren cuando tengas las piernas en forma de X y notarás cómo la fricción de las piernas cerradas ayudará a que llegues al clímax y disfrutes como nunca de este momento, explicó la especialista.

Te puede interesar