Aprende a usar la copa menstrual con 3 simples pasos

La copa menstrual es una de las mejores opciones para que cuides de ti misma durante tu regla.

Si bien las toallas higiénicas plásticas —y últimamente los tampones — han sido durante décadas los productos más usados para la higiene menstrual femenina, actualmente existen en el mercado otras opciones más saludables para tu cuerpo y más amigables con el medio ambiente que las toallas higiénicas plásticas o los tampones.

La copa menstrual —junto con las toallas higiénicas de tela—es una de esas alternativas y se está convirtiendo en la favorita de muchas mujeres que se atreven a probar una nueva manera de cuidar su higiene menstrual.

¿Qué es la copa menstrual?

La copa menstrual se usa de la misma manera que los tampones, es decir, se coloca dentro de la vagina. Para usarla hay que doblarla en dos e insertarla en la vagina. Dentro de ella, recupera su forma normal al ubicarse debajo del cuello uterino para recoger la sangre menstrual.

La diferencia es que la copa menstrual almacena la sangre, no la absorbe como hace el tampón. Además está hecha de silicona médica, material que está libre de químicos.

Su capacidad de almacenamiento es de 30 mililitros aproximadamente, por eso no es necesario retirarla (para vaciarla) tan seguido como ocurre con las toallas o los tampones. Puede ser usada de manera continua entre 6 a 12 horas, dependiendo de la cantidad de flujo.

Para usarla antes tienes que hervirla durante unos minutos y para lavarla sólo necesitas agua y un jabón suave.

El tiempo de duración de la copa menstrual es de hasta 10 años, lo que significa un gran ahorro si comparamos todo lo que gastamos en toallas o tampones a lo largo de cada mes o de cada año.

Es importante mencionar que al momento de comprar una copa elijas una que sea de buena calidad y certificada.

3 simples pasos para usar la copa menstrual

Si recién has comenzado a usar la copa menstrual o estás pensando en hacerlo, es necesario que sepas cómo colocar y cómo retirar la copa durante los días de tu regla.

Por eso te explicaré en 3 simples pasos cómo se usa la copa menstrual:

1. Luego de lavar la copa y lavar tus manos, encuentra una postura ideal para insertar la copa, como por ejemplo, en cuclillas. Después dobla la copa menstrual. Hay varios métodos para hacerlo, el más común de ellos es el pliegue en C que, tal como su nombre lo dice, consiste en doblar la copa para hacerla parecer a la letra C.

2. Para introducirla debes mantener la copa doblada hasta que esté dentro de la vagina y luego deja que se abra. Si deseas puedes lubricante para facilitar la inserción. Si no estás segura de que la copa se haya abierto, utiliza los dedos y toca alrededor de la base, que debería sentirse redonda u ovalada.

3. Para retirar la copa aprieta la base o inclínala de lado para romper el vacío y sácala moviéndola lateralmente. Vacía la copa, lávala y póntela de nuevo.

Te puede interesar

SÍGUENOS