¿Quieres tener una noche de pasión? Con estas poses fáciles podrás lograrlo

En el Kamasutra también existen poses sexuales fáciles de practicar.

Muchas parejas se conforman con tener intimidad de la forma tradicional; sin embargo, para seguir manteniendo la llama de la pasión pueden probar nuevas poses sexuales para innovar.

La mayoría de las personas creen que las poses sexuales son muy complicadas, pero ahí se equivocan.

Sí, así como lo lees. En el Kamasutra también existen poses sexuales que son fáciles de practicar y el portal web Soy Carmín, mencionó algunos de ellos.

Así que si quieres innovar en la intimidad con tu pareja, entonces puedes preparar estas poses sexuales. ¡Echa un vistazo!

Rayo de luz

Para esta posición ambos deben estar de pie y el hombre se coloca detrás de la mujer para penetrarla. Es importante que no represente un esfuerzo extra mantener esta posición y que los cuerpos se acoplen de forma natural para poder continuar.

Los brazos del hombre pasan por debajo de los de la mujer, como un abrazo y con la posibilidad de acariciar los senos. Para mantener el equilibrio, la mujer puede sujetar al hombre con un abrazo hacia atrás, dependiendo de dónde lleguen sus brazos. La pareja se puede inclinar un poco para lograr mayor comodidad.

Huella indeleble

En esta posición no necesitan hacer mucho esfuerzo. Ambos deben estar acostados, la mujer con la cadera de costado, rodillas juntas y hombros en la cama, al menos uno. el hombre de lado, penetra a la mujer. Un brazo del hombre puede estar completamente sobre la cama o servir de apoyo para elevarse un poco, el otro brazo queda libre para acariciar y estimular a la mujer.


Esta postura se puede mantener por bastante tiempo y propicia la intimidad entre la pareja. Cuando se la excitación sea más alta, se puede aumentar el ritmo del movimiento de las caderas de ambos para lograr el orgasmo.

Mariposas

Para esta posición la pareja se acostará de lado, uno frente al otro, con una ligera inclinación de la mujer hacía el hombre para que permita la penetración. Para hacerlo, debe levantar un poco la cadera y “abrir” el muslo, quedando las piernas entrelazadas. Esta posición es para cuando los amantes llevan un ritmo lento y quieren tener la relación de forma suave.


Te puede interesar

SÍGUENOS