Todo lo que debes conocer sobre la eyaculación en pareja

Cuando se habla de eyaculación solo pensamos en el momento cumbre del varón durante la relación sexual, pero es un término que ambos pueden usar.

La eyaculación masculina es el punto más elevado de satisfacción sexual, pero ojo, no es algo únicamente de hombres, ya que este casi siempre va acompañado del orgasmo. Esto es producto de la estimulación constante del pene durante la relación sexual o una masturbación.

Los hombres pueden eyacular de una a varias veces, aunque las siguientes pueden demorar entre 30 a 45 minutos para llegar y pueden ser dolorosas porque tras expulsar los espermas el pene pierde erección. Por eso, no le pidas venirse dos veces seguidas mejor descansen, acaríciense, tengan un momento de romance para empezar un siguiente round.

Entre las patologías de la eyaculación está:

- Eyaculación precoz: Este es una dificultad muy común y sin mucha gravedad que afecta a uno de cada tres varones. Él que suele padecer de esto normalmente es muy joven, ya que dicen que con los años los hombres pueden controlar su eyaculación. Este problema de control se puede convertir en un problema donde el varón no puede retardar su placer.

- Aneyaculación: Es cuando al momento de llegar no se logra expulsar esperma. Esto es consecuencia de tratamiento de algunos tipos de cáncer.

- Eyaculación retrógrada o seca: En vez que el esperma salga hacia afuera se expulsa hacia la vejiga. Esta anomalía normalmente termina en una operación porque puede causar esterilidad.

- Eyaculación sangrante: El semen sale acompañado de sangre, aunque suele ser benigno, puede ser señal de un tumor en la próstata o alguna infección.

- Eyaculación dolorosa: En este el hombre suele sentir dolor en la pelvis, uretra o ano que puede concluir en una infección en la próstata.

Eyaculación femenina o squirt: De la que nunca hablan

En los últimos tiempos, y gracias a la liberación sexual de la mujer, se puede hablar más sobre este tema. Y es que en el caso de las féminas hay dos tipos de eyaculación, los cuáles pueden resultar súper placenteros.

La primera es la que pasa desapercibida como un líquido traslucido blanquecino, y el segundo es el squirt, que es un chorro de líquido parecido a la orine. Al parecer, este último depende de cómo se estimule las glándulas de Skene, la cuáles están encargadas de expulsar el líquido producido en el punto G.

Así que si te preguntabas si solo el hombre eyaculaba, pues no, nosotras también lo hacemos y si es en pareja, es mejor.

 

Te puede interesar