Día Mundial Sin Tabaco: Especialistas recomiendan el test de “fagerström” y actividad física para dejar de fumar

Consumir tabaco es una de las principales causas de muerte a nivel mundial que podrían prevenirse cambiado los malos hábitos y el estilo de vida sedentaria. 

El tabaquismo es la enfermedad que causa más muertes en el mundo, principalmente por cáncer de pulmón. Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de siete millones de personas mueren al año en el mundo por causas relacionadas con el tabaco.

TAMBIÉN PUEDES LEER:10 ejercicios para deshacerte de la papada en pocos días

El Dr. César Noriega Rocca, neumólogo del Complejo Hospitalario Guillermo Kaelin advierte que una persona de 55 años que fuma un paquete de cigarros por día tiene 46% de posibilidades de morir en los próximos 15 años, mientras que un no fumador tiene solo el 18 %, afectando incluso a los no fumadores. “El fumador pasivo está expuesto a enfermedades similares del fumador activo, incluso los hijos de padres fumadores tienen mayor índice de asma. En última instancia, hasta la mitad de los consumidores actuales podrían morir por una enfermedad relacionada con el tabaco”, comenta el especialista.

El especialista señala que una persona puede saber si es adicta al tabaco a través del test de “fagerström”, el cual consta de seis preguntas de respuesta múltiple y mide el grado de dependencia de la persona. También, señala que la intervención más eficaz para abordar este problema es la prevención y control.

Además, en el marco del Día Mundial Sin Tabaco, a conmemorarse el miércoles 31 de Mayo, Lab Nutrition, detallan los hábitos más saludables que ayudan a los fumadores a dejar el consumo de tabaco:

1 Practicar natación o manejar bicicleta

Son muy útiles para mejorar la condición de los pulmones y bajar de peso a la vez. Realizar cualquier tipo de actividad física permite liberar las vías respiratorias y se de paso a mayor ingreso de oxígeno, haciendo que la sangre llegue a nutrir todos y cada uno de los órganos y músculos del cuerpo.

2 Yoga y pilates

Estos ejercicios ayudan a tener un mejor control de la respiración, además de conseguir concentración mental que no es fácil obtener en fumadores activos como pasivos.

3 alimentaciones

Los fumadores o ex fumadores necesitan consumir vitamina C, debido a que el tabaco que está en el organismo no deja que se asimile este nutriente. Tomar una cantidad extra de vitamina C durante períodos cortos de tiempo puede ayudar a reducir el ansia de nicotina, por ello se recomienda el consumo de frutas y verduras como el kiwi, naranja, toronja, fresas, brócoli, pimientos verdes, tomate, entre otros.

NO DEJES DE LEER: Utiliza bicarbonato de sodio para desinfectar tu colchón, los resultados son impresionantes

4 Consumir vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico

Esta vitaminas ayudarán a regenerar los daños que el tabaco ha ocasionado en el organismo.

Te puede interesar