Cómo empezar a hacer yoga en casa

Esta doctrina es una práctica personal que se puede realizar en cualquier espacio libre y en cualquier momento del día en la comodidad de tu hogar.

Por: Aspasia Narvaez 

Muchas veces acomodarnos a los horarios de un estudio de yoga puede ser una pesadilla. Yoga es una práctica personal que se puede realizar en cualquier espacio libre y en cualquier momento del día. Establecer una práctica de yoga en casa nos da la posibilidad de experimentar lo que necesitamos a través de las diferentes asanas, escuchar nuestros propios pensamientos y como nuestro cuerpo responde a ellos.

NO DEJES DE LEER: Cinco beneficios de sirsasana o postura de la parada de cabeza

Comprométete contigo misma

El yoga es una práctica completamente personal y lo único que importa eres tú. La práctica diaria o sadhana es un compromiso inquebrantable que hacemos con nosotros mismos. Estable un horario durante tu día, si eres principiante no es necesario que realices prácticas extensas ni complicadas. Sólo 30 minutos sobre el mat pueden hacer la diferencia.

Busca un espacio adecuado

Decide cual va a ser el lugar de tu práctica. Puede ser dentro de la habitación o de la sala con el espacio suficiente para moverte con libertad. Acomoda o decora este lugar con imágenes que te inspiren a poner tu cuerpo y mente en un estado de calma. Lo ideal será tener una pared cerca ya que te ayudará como soporte con las posturas invertidas.

Escoge tus posturas

La gran diferencia de asistir a una clase en un estudio y practicar en casa es que no hay profesor que te diga exactamente qué es lo que tienes que hacer. Si eres principiante empieza con posturas básicas que hayas elegido previamente o puedes seguir algún video gratuito de yoga en internet de algún profesor que te inspire. Comienza con lo que sabes y mantén una mente abierta evitando juzgar tu práctica.

Deja atrás tus expectativas

Lo especial de practicar en casa es que tienes total liberad sobre tu práctica. Empieza a practicar sin ideas preconcebidas de lo que tiene que ser o de lo que tienes que lograr. Utiliza props como mantas, cuerdas, o bloques, se convertirán en tus nuevos maestros y tus herramientas de práctica para poder evolucionar.

Disfruta

Este es un momento único y personal. Es el espacio para dedicarte a ti misma y dejar todas las preocupaciones atrás, por lo menos un rato. Ten en cuenta que el yoga no se trata de perfección sino de constancia y dedicación.

La práctica más importante es la que lo hace fuera del mat todos los días, a cada momento, siendo compasivo, manteniendo la calma ante cualquier compasión y siendo auténtico con uno mismo y los demás.

Om!

TE PUEDE INTERESAR: ¿Qué son los mudras?

Te puede interesar