Seis cuidados a pacientes con alzheimer que padecen de incontinencia urinaria

El Alzheimer es una de las enfermedades que más afecta a la población adulta mayor, el 8% de la población de personas mayores de 65 años y el 30 % de la población de mayores de 80 años la padece, es también una de las principales causas de la incontinencia urinaria.

NO DEJES DE LEER: Seis de cada 100 limeños padece de Alzheimer

Es importante estar informado de este problema,  pues su apoyo será vital para brindarle una buena calidad de vida al paciente. Por ello, Gloria Caycho, obstetra especialista en geriatría de TENA, nos brinda consejos para el cuidado de los pacientes con la enfermedad de Alzheimer que padecen de incontinencia urinaria.

1. Creación de hábitos

El cuidador deberá implementar un horario para ir al baño, que de preferencia sea después de cada comida, al levantarse y antes de acostarse. La idea es crear el hábito en el paciente, pese a que será complicado que pueda recordarlos por sí solo.            

2. Ingesta de líquidos

Lo recomendable es evitar los líquidos a partir de las 6 de la tarde en adelante, de ese modo se evitarán los escapes. Asimismo, se deben evitar las bebidas diuréticas como el café o el agua de piña, ya que esto aumentará la frecuencia de la micción.              

3. Mantener una higiene adecuada

 Aumentar los cuidados e higiene en la zona genital y lavarla después de cada escape. Se recomienda el uso de toallas húmedas TENA con vitamina E y extracto de Avena que protegen la piel de irritaciones y posibles lesiones.

4. Usar productos adecuados

Se deben utilizar absorbentes desde el momento inicial, es decir, desde que aparecen los primeros escapes. El uso de productos adecuados evitaría caídas nocturnas que se producen por levantarse para ir al baño al percibirse húmedos. Se debe elegir un producto según la frecuencia de los escapes de orina.

5. Uso de ropa adecuada

Se debe evitar el uso de botones y cierres, utilizar ropa interior holgada y elegir bien la talla de productos como los absorbentes, de esa manera se evitarán los escapes.  

6. No reprender

El paciente no tiene control del aparato urinario, por ello, micciona de manera involuntaria. Se debe evitar recriminarlos por ello, ya que influirá de manera negativa en su estado de ánimo.

TE PUEDE INTERESAR: Las mujeres celosas tendrían mayor riesgo de sufrir Alzheimer

Te puede interesar