Mitos sobre el consumo de los edulcorantes

Que los edulcorantes no son seguros, que pueden generar enfermedades o que incrementan el riesgo de sufrir cáncer, son algunas de las afirmaciones que escuchamos con frecuencia. Sin embargo, poca es la claridad en el tema y trataremos de ayudarte mostrando lo que se sabe verdaderamente hasta el momento para que puedas decidir con tranquilidad sobre su ingesta.

1. Los edulcorantes no son factores de riesgo para desarrollar diabetes ni cáncer. Existen muchos estudios científicamente serios, considerados por las organizaciones competentes como la Organización Mundial de la Salud (OMS), que validan la seguridad de estos productos. Por eso su uso está permitido.

2. Existen diferentes tipos de edulcorantes, por su estructura y por su comportamiento frente a la temperatura u otros factores. Su consumo o preferencia depende del gusto y del uso. Por ejemplo: entre el aspartame, sacarina, sucralosa, esteviósidos, el aspartame no debe usarse para la preparación de productos sometidos a alta temperatura o sabores muy ácidos (pierde el sabor dulce).  De otro lado, la sucralosa tiene un sabor más parecido al azúcar y es más resistente al calor.

3. Los edulcorante tienen muchos años de uso. La sacarina se descubrió en 1878, durante la Segunda Guerra Mundial, donde había escasez de alimentos así que los sabores dulces se daban con sacarina y muchas poblaciones consumieron grandes cantidades de este producto y no se han reportado efectos negativos (aumento de diabetes, generación de cáncer u otro).

4. Los edulcorantes son una excelente opción para limitar la ingesta calórica para perder peso, así como para suplir el sabor dulce en las personas que no deben consumir azúcar.  Sin embrago, en ambos casos, si la dieta y el estilo de vida no es saludable, el impacto es negativo, ya que el edulcorante es solo un complemento a ese estilo de vida.

5. Se dice que la gaseosa dietética incrementa el peso, pero lo que sucede es que las personas piensan que por el hecho de consumir bebidas con edulcorantes que tienen menos calorías, pueden consumir comida con abundante contenido calórico.  Lo que se debe considerar es la suma de todas las calorías de los alimentos que consumimos y no olvidar desarrollar actividad física.

6. EL consumo de edulcorantes no genera adicción.

También puedes leer -->> Las bebidas dietéticas podrían causar depresión

Te puede interesar