Segunda ola de coronavirus "es inminente" en Perú, según CMP

El Colegio Médico recomendó endurecer de nuevo las restricciones de movilidad para disminuir la cifra de contagios y muertes por COVID-19

La segunda ola del coronavirus "es inminente" en Perú, uno de los países más afectados del mundo por la pandemia, según advirtió el Colegio Médico del Perú (CMP), que este sábado elevó a 256 el número de médicos fallecidos por la COVID-19 a nivel nacional.

El CMP aconsejó endurecer de nuevo las restricciones de movilidad para reducir la magnitud de contagios y de mortalidad de esta segunda ola de COVID-19 en el país.

Entre esas medidas recomendó reducir aforo de lugares de confluencia masiva, incrementar las horas del toque de queda nocturno, postergar la cuarta etapa de reactivación económica y mejorar los controles y supervisar el cumplimiento de estas restricciones.

En ese sentido, lamentó que en Perú se haya "quebrado" en las últimas semanas el distanciamiento social, especialmente en los días previos a la Navidad, donde hubo aglomeraciones de miles de personas en centros y galerías comerciales.

Nueva variante de COVID-19 y sin vacuna

El Colegio Médico realizó estas consideraciones después de que se conociera la aparición de una nueva variante del virus más infecciosa, aparentemente originada en el Reino Unido, revelación que llevó al Gobierno de Perú a suspender los vuelos comerciales con Europa por al menos dos semanas desde este lunes.

También tras confirmarse que la llegada masiva de la vacuna que debería aplicarse en primera instancia al personal sanitario no llegará a Perú al menos hasta la segunda mitad de 2021, pues de momento el país sólo tiene confirmados pequeños lotes de dosis para los primeros meses del próximo año.

Hasta ahora son 4,669 los médicos que se han infectado con el coronavirus en Perú, de los que 256 han fallecido, y otros 62 están graves en unidades de cuidados intensivos (UCI), conectados a respiradores artificiales.

Asimismo, entre los enfermeros y enfermeras hubo más de 6,000 casos confirmados y al menos 87 perdieron la vida, según datos del Colegio de Enfermeros del Perú.

Pilar Mazzetti preocupada por Año Nuevo

Por su parte, la ministra de Salud de Perú, Pilar Mazzetti, aseguró que el virus actualmente "está en un momento de baja transmisión" en Perú y se mostró cauta al ser preguntada por la inminencia de la segunda ola de contagios.

En una entrevista en RPP Noticias con el mediático médico Elmer Huerta, Mazzetti aseguró que están vigilando por regiones la incidencia de los contagios y detalló que actualmente tienen fijada la mirada en el norte del país y en la región de Ica.

"Vemos un incremento discreto en los casos positivos por pruebas moleculares y tanto en la ocupación hospitalaria como en los fallecidos", señaló Mazzetti.

"Yo no me confiaría. Diría que estemos alerta", apuntó la ministra, que reconoció estar preocupada por el comportamiento que pueda tener la gente en las celebraciones del Año Nuevo.

"Me preocupa el cierre del año. Mal que bien, hemos logrado capear el temporal en Navidad, pero el cierre del año es muy importante, y el fin de año es el momento de los jóvenes, y ellos tienen una percepción distinta del riesgo", agregó.

Atención fijada en el Norte

Después de detectarse recientemente un repunte de los casos de COVID-19 en la norteña región de Piura, fronteriza en Ecuador, otras regiones han elaborado planes para prevenir y responder frente a esta segunda ola con la supervisión del Ministerio de Salud.

Es el caso de Tumbes, ubicado al norte de Piura e igualmente en la frontera con Ecuador, donde un equipo con especialistas de distintas disciplinas un cuadro de necesidades urgentes que el gobierno regional, que tiene la competencia en salud, debe atender para prevenir la segunda ola.

El último reporte del Ministerio de Salud difundido el sábado a última hora arrojó 1,564 nuevos casos confirmados, lo que elevó la cifra de contagios de COVID-19 acumulados hasta 1,005,546.

También, se reportaron 55 nuevos fallecimientos confirmados por coronavirus, por lo que el número de víctimas mortales con prueba positiva para el virus SARS-CoV-2 alcanzó los 37,368 decesos.

Las hospitalizaciones se redujeron levemente hasta las 4,171 camas ocupadas, 89 menos que el día anterior, después de haber aumentado en las últimas semanas.

Cabe mencionar que los pacientes recuperados tras superar la COVID-19 llegaron a los 941,668 al sumar 1,628 nuevas altas epidemiológicas en las últimas 24 horas. Con información de EFE.

Te puede interesar