Bebé nacido con 580 gramos vence al coronavirus tras 4 meses de lucha

La mamá del bebé prematuro también superó la COVID-19 y por fin tendrá a su hijo en casa.

Un valiente bebé con medio kilo de peso recibió los calurosos aplausos del personal de salud luego de ganar la batalla al coronavirus después de 120 días. El pequeño fue dado de alta gracias a una atención oportuna y tratamiento especializado en EsSalud, que le permitió vencer varias enfermedades entre ellas, la mortal COVID-19, anunció la institución.

Este asombroso hecho ocurrió en el Hospital Nacional Edgardo Rebagliati, donde un equipo de médicos y personal asistencial logró la recuperación de Jorgito, un bebé que nació el pasado 15 de junio, a las 23 semanas de gestación y con solo 580 gramos, el peso más bajo de un recién nacido registrado en el nosocomio.

El hermoso paciente estuvo 31 días en la Unidad de Ventilación y permaneció internado durante 45 días en UCI Neonatal. En total el recién nacido estuvo 4 meses hospitalizado, tiempo que logró vencer varios padecimientos.

La doctora Amada Urtecho, neonatóloga del hospital Rebagliati, detalló que el bebé se encuentra en óptimas condiciones, pesando 2 kilos 268 gramos y 42 cm de talla.

“El paciente está evolucionando favorablemente, ha sido de alta para continuar con su recuperación en casa. Hace unas semanas fue operado de los ojos por una retinopatía del prematuro con una evolución favorable”, dijo la Dra. Urtecho.

Liz Yaya de 27 años, mamita del bebé, muy emocionada no dudó ni un momento en la recuperación de su hijo, al confesar que luego del nacimiento le hizo una promesa.

“Hemos cumplido la primera promesa que nos hicimos cuando nos conocimos mi hijo y yo, que lo iba a esperar afuera recuperado. Es un sueño tenerlo cerca. Él no lo ha tenido fácil, es muy valiente, quiso vivir y aquí estamos juntos como lo prometimos”, anotó.

La madre del guerrero agradeció la atención recibida en el Hospital Edgardo Rebagliati, que le permite tener en los brazos a su bebé y llevarlo a casa.

“No me alcanzará la vida para agradecerles todo lo que han hecho por mi hijito. Quiero agradecer a todos los doctores porque son un excelente equipo. Mi hijo es una prueba que hay excelentes profesionales en el Hospital Edgardo Rebagliati de EsSalud”, destacó.

Debido a una preeclampsia severa y síndrome de Hellp, el embarazo de Liz tuvo que ser interrumpido, y tras un parto de emergencia por cesárea, nació el pequeño Jorge.

“Llegamos tras ser referidos desde Cañete y con pronósticos poco alentadores. Y luego del parto, lo dejé con mucha seguridad en el hospital”, agregó.

Por su parte, la doctora Pachas del Servicio de UCI-Neonatología, explicó, que el neonato es un prematuro extremo que nació a las 23 semanas (antes de los seis meses de gestación).

“Es el bebé más pequeñito nacido de una mamá con diagnóstico positivo al Covid-19 y el más pequeñito que haya recibido nuestra Unidad”, precisó.

La galena informó que el Servicio UCI Neonatal brinda atención altamente especializada, con calidez y trato humano a todo recién nacido crítico.

Finalmente, la Dra. Pachas señaló que EsSalud viene trabajando en la aplicación de alternativas terapéuticas orientadas a optimizar la atención del binomio Madre-Niño por nacer.

Te puede interesar

SÍGUENOS