Piden que se reconozca la pérdida del olfato como síntoma de la COVID-19

Investigadores del University College realizaron un ensayo en el que encontraron que este síntoma es específico del nuevo coronavirus.
 

Científicos del University College London han pedido que se reconozca mundialmente la pérdida del olfato como uno de los síntomas de la COVID-19

La solicitud surgió después de que realizaran un experimento en el que hallaron que cuatro de cada cinco personas que habían perdido el olfato y/o el gusto habían dado positivo a anticuerpos del nuevo coronavirus. Del universo de personas que formaron la investigación, el 40 % no presentó otros síntomas relacionados al SARS-CoV2, como tos o fiebre, que actualmente son los más asociados con la enfermedad.  

El ensayo, con la que los autores solicitan que se declare la pérdida del olfato como síntoma de la COVID-19, estuvo encabezada por Rachel Batterham y fue publicada por la revista especializada Plos Medicine.  

El artículo sostiene que esto se relaciona con la pérdida de al menos dos sentidos: el gusto y el olfato. Sin embargo, resalta que aún se desconoce la prevalencia de anticuerpos en quienes presentan dichos síntomas. Además, los investigadores indican que aún no se comprende la importancia de por qué se presenta una pérdida del olfato cuando se predice la enfermedad.

 

Como parte del estudio, los científicos reclutaron a 590 personas, quienes notificaron que un mes antes habían perdido el sentido del olfato. Del total de participantes 567 fueron sometidos a una prueba de anticuerpos para estimar la seroprevalencia.  

Los resultados arrojaron que el 78 % tenía presencia de anticuerpos contra la COVID-19, mientras que los que habían perdido el olfato presentaron tres veces más riesgos de tener anticuerpos del SARS-CoV-2 en relación con los que habían perdido solamente el gusto. 

A partir de esto, los expertos sugieren que uno de los síntomas más específicos del nuevo coronavirus es precisamente la pérdida del olfato, por esa razón han solicitado que sea tomado en cuanta a la hora de detectar la enfermedad o aislar a posibles enfermos de COVID-19.  

Finalmente, los científicos que realizaron el estudio señalan que el hallazgo es significativo para los encargados de diseñar las políticas públicas en el tema de salud a nivel mundial, ya que han observado que en muchos países no se considera o recomienda el autoaislamiento a partir de una pérdida del olfato, y que mucho menos se realizan pruebas por este síntoma.  
 

Te puede interesar