#BuenasNoticias: La historia de don Nemesio, el agricultor de 82 años que venció a la COVID-19

A pesar que pudo derrotar al nuevo coronavirus, el valeroso don Nemesio no tenía un lugar donde vivir luego de su recuperación.

Natural de Chachapoya, en Amazona, don Nemesio es un agricultor de 82 años que logró vencer a la COVID-19 luego de recibir atención en el hospital Virgen de Fátima de Chachapoyas a donde fue llevado de emergencia al presentado un estado crítico y afectado por la desnutrición.

La persona de la tercera edad fue reportada como un caso de situación de riesgo por el Ministerio Público de Amazonas, alertando que el adulto mayor estaba hospitalizado en el Hospital Virgen de Fátima de Chachapoyas.

Sobre ello, equipo de la Dirección de Personas Adulta Mayores del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), que integra la Red Amachay, se comunicó de inmediato con el nosocomio con la finalidad de gestionar la ayuda necesaria para la recuperación de don Nemesio.

A pesar que pudo derrotar al nuevo coronavirus, el anciano no tenía un lugar donde vivir luego de su recuperación. Sin embargo, el MIMP gestionó el apoyo de la Sociedad de Beneficencia de Jaén, institución que abrió sus puertas para restituir sus derechos y darle los cuidados necesarios para su total recuperación.

Una mano ayuda

Don Nemesio fue trasladado a la ciudad de Jaén para su ingreso en el Centro de Atención Residencial para Adultos Mayores “Señor de Huamantanga”, de la Sociedad de Beneficencia. Durante el traslado, contó que, antes de ser hospitalizado, vivía en casa de Marco, un amigo, quien generosamente le habría cedido una parcela de tierra donde sembraba y cosechaba frutas y vegetales para su consumo y venta para solventar sus necesidades.

Sin embargo, algunos días después de estar en el Centro, Nemesio volvió a presentar problemas de salud, requiriendo ser hospitalizado en el Hospital General de Jaén, donde le diagnosticaron anemia crónica.

Felizmente, gracias a esa gran voluntad de vivir y a la dedicación y los cuidados del personal de la sociedad de beneficencia de Jaén y del personal médico del Hospital, don Nemecio pudo salir adelante.

Así, la atención inmediata del equipo del MIMP, al apoyo de la sociedad de Beneficencia de Jaén, así como a los profesionales de salud que atendieron con gran entusiasmo y amor a don Nemecio, han permitido que él se encuentre ahora disfrutando de buena salud y fortaleciéndose diariamente con los cariños y cuidados de todo el equipo.

Mapa del coronavirus hecho por Google

Te puede interesar