EsSalud implementa camas UVI- UCI en Villa San Isidro Labrador para pacientes críticos

Cada cama contará con ventilador mecánico, punto de oxígeno y un monitor multiparámetro, los cuales se utilizarán para tratar a los pacientes COVID-19.

El seguro Social de Salud (EsSalud) amplió la oferta hospitalaria de la Villa San Isidro Labrador en Santa Anita con la implementación ocho (08) camas en la unidad de vigilancia intensiva (UVI), que permitirá a este nosocomio COVID-19 tener en total 24 camas para pacientes críticos que necesitan ventilación mecánica.

“Tengo el gusto de informar que el complejo asistencial San Isidro Labrador ahora contará con UCI – UVI funcional, con equipos de alta tecnología como ventiladores, equipos de alto flujo para pacientes con COVID-19 positivo complicado que va a requerir soporte ventilatorio, desde no invasiva hasta ventilación mecánica”, dijo.

Desde que entró en operaciones el pasado 11 de abril, la Villa San Isidro Labrador ha realizado más de mil quinientas atenciones a pacientes COVID-19 que presentan sintomatología leve a moderada.

“Ante la escasez de unidades de cuidados intensivos en Lima, es que se toma esta decisión de habilitar con más camas UVI el hospital San Isidro Labrador, para tener un total de doce (12) camas en esta unidad, las que están totalmente equipadas con ventiladores mecánicos, monitores multiparámetros y oxígeno medicinal, para atender la demanda del lugar”, indicó Jorge Amoros, gerente de la red Almenara-EsSalud.

Amoros Castañeda indicó además que la red Almenara-EsSalud, adquirió un tanque con capacidad para almacenar 18 mil metros cúbicos oxígeno, que permitirán abastecer, las ciento veinte (120) camas de hospitalización que tiene el establecimiento, así como también las doce (12) que se encuentran de la Unidad de Cuidados Intensivo (UCI); el Hospital II San Isidro Labrador, también se beneficiará con este recurso.

“El objetivo es poder disminuir la mortalidad de los pacientes afectados, recepcionar y atender a aquellos que llegan de otros hospitales de la red. Canalizamos así todos nuestros esfuerzos en salvar vidas, en implementar nuestros hospitales con todo lo necesario para seguir luchando y ganar esta batalla contra el nuevo coronavirus, expresó.

Por su parte, Luis Alvarado, director de la Villa EsSalud San Isidro Labrador, informó que actualmente, el 95% de pacientes que recibe el nosocomio son derivados del hospital Guillermo Almenara, y el 5%, referido de otros establecimientos pertenecientes a su red.

“Desde que la Villa San Isidro Labrador entró en funcionamiento, las atenciones de la red Almenara-EsSalud, se fortalecieron en beneficio de sus pacientes. Hoy en el establecimiento nos acompaña un equipo sólido de profesionales de la salud, los cuales están altamente capacitados para afrontar cualquier adversidad y cuentan con una gran vocación de servicio. Nuestras atenciones y altas reflejan el compromiso que tenemos todos”, añadió.

EPP garantizado

El gerente de la red Almenara-EsSalud, Jorge Amoros, también explicó que desde la puesta en marcha de Villa San Isidro Labrador, la institución ha velado por la bioseguridad del personal que decidió ponerse en la primera línea contra el mortal virus, por esta razón, cada uno de los profesionales de la salud que trabaja en el establecimiento es abastecido de forma diaria con equipos de protección personal (EPP’s) de alta calidad.

“Contamos con todo el equipo de protección que garantiza la seguridad tanto de nuestro personal como de los pacientes. Nuestro personal puede tener la plena seguridad y certeza de que nos preocupamos por ellos, porque son nuestros héroes, el bien más preciado que tenemos”, finalizó.

Te puede interesar

SÍGUENOS