Consejos para cuidar la salud visual de los niños antes del regreso a clases

Especialista en oftalmología recomienda que los niños deben pasar por su primer chequeo a los tres años.

A pocas semanas del regreso a clases escolares, es fundamental tener listo todo lo necesario como la compra de la lista de útiles y otros detalles. Sin embargo, se debe tener en cuenta que para un buen desempeño académico del estudiante es necesario que los padres velen por la salud de sus hijos.

Para ello, se necesita una revisión completa del menor, como la realización de algunos análisis y un chequeo oftalmológico, este último de gran necesidad para el alumno.

Según el Dr. Carlos Siverio Llosa, especialista de Oftálmica Clínica de la Visión, un niño debe pasar por su primer chequeo oftalmológico a los tres años de edad, si es que no presentó algún problema ocular en años anteriores.

Cuando los pequeños de la casa ingresan a primaria, a los 5 o 6 años, es importante que la visita al especialista sea de manera anual, para la medición de la visión respectiva.

Entre las principales enfermedades que afectan a los niños, están los problemas refractivos (astigmatismo, miopía e hipermetropía), la desviación de los ojos (estrabismo), chalazión, problemas de párpados, entre otros.

No obstante, rara vez, en los primeros años de vida, los menores pueden presentar tumores, como el retinoblastoma o posibles infecciones como la toxocariosis, producida por un parásito que eliminan los perros y que ingresando en el organismo del niño por la boca podría dañar la retina y causar ceguera.

Asimismo, el médico oftalmólogo remarcó que los padres de familia deben identificar las señales de alerta que da el menor cuando tiene algún inconveniente oftalmológico. Deben observar si al menor se le desvía el ojo, si presenta enrojecimiento continuo, si tiene que acercarse a la televisión para poder ver bien.

Los niños de corta edad no suelen manifestar lo que sienten en sus ojos, por lo que es importante que la familia esté atenta a cualquier situación para que pueda ser tratado por el especialista.

Si luego de la evaluación, el oftalmólogo recomienda la utilización de lentes al infante, estos deben ser pediátricos. Los anteojos para niños, cuentan con lunas de policarbonato (material altamente resistente a posibles golpes) y la montura suele ser de un jebe especial, para evitar que se rompan.

A su vez, el experto comentó sobre la utilización de dispositivos electrónicos en niños, ya que ver de cerca estos aparatos y por prolongado tiempo, estimularía la aparición de miopía en algunos pequeños.

Se recomienda también que los menores eviten estar con celulares antes de dormir porque la luz azul que emiten estos productos inhibe el sueño y genera padecimientos en el futuro.

Finalmente, el Dr. Carlos Siverio destaca la importancia de una atención especializada oportuna durante los primeros años de los niños.

Wapa, mientras más temprano se trate una enfermedad, la recuperación será más rápida y las secuelas serán mínimas. Recuerda que ante cualquier mal, evita medicar al pequeño, acudiendo de inmediato a un especialista en oftalmología.

Te puede interesar