Diferencias entre bloqueador, protector y filtro solar para un mejor cuidado de la piel

Conoce cuáles son las diferencias entre bloqueador, protector y filtro solar para prevenir enfermedades y cuidar tu piel este verano 2020.

Durante el verano, muchos peruanos se preocupan por los cuidados de la piel, ya que la radiación solar en la capital se encuentra alta. Para ello, te compartimos las diferencias entre bloqueador, protector y filtro solar. ¡Toma nota!

La diferencia de estos tres productos mencionados se basa en el tipo de protección que ofrecen a nuestra piel y en los beneficios que nos aportan.

El Dr. Mauricio León Rivera, cirujano oncólogo experto en piel de la Clínica Ricardo Palma menciona las diferencias y características entre el bloqueador, protector y filtro solar.

¿Qué es y para qué sirve el bloqueador solar?

Los bloqueadores solares protegen la piel tanto de los rayos UVA como UVB. Refleja los rayos del sol (UVA y UVB) de la piel, impidiendo que penetren la dermis.

"Se trata de un protector solar físico. Por eso, cuando la persona se pone bloqueador no se broncea”, explica el experto en piel en una entrevista al diario La República.

Asimismo, los productos son espesos al tacto y su color es usualmente blanco. La mayoría utilizan óxido de titanio u óxido de zinc como ingrediente activo, de ahí su consistencia. También, llegan a ser poco estéticos y convenientes, pues se pueden ver en la piel después de usarlos.

¿Qué es y para qué sirve el protector solar?

El protector solar filtra los rayos ultravioleta (UVB) del sol. Además, pueden llamarse filtro solar o pantalla solar y dan una protección química.

Los protectores solares suelen ser transparentes e invisibles al aplicarlos, lo que hace que se difuminen con mayor rapidez y deban ser reaplicados. Lo bueno que son más estéticos.

¿Qué es y para qué sirve el filtro solar?

“El protector solar es igual que el filtro solar o pantalla solar ya que tienen las mismas propiedades. Son sustancias que ayudan a que los rayos ultravioletas no lleguen a la piel”, menciona el especialista.

“El protector o filtro solar dan una protección química. Se usan sustancias químicas y es como si fuera una capa de ozono personal. Protegen de los rayos UVB, radiación ultravioleta B. Al ser ligero, debe aplicarse abundantemente en la piel y de forma constante", comenta.

“La persona que se lo aplica sí se puede broncear, porque absorbe los rayos del sol”, agrega el especialista Mauricio León.

Los rayos ultravioleta (UV) del tipo UVB y UVA pueden causar daño a la piel, pero se diferencian en que los primeros son absorbidos por la epidermis (capa externa de piel) y los UVA llegan hasta capas de piel más profundas.

Los rayos ultravioleta se dividen en UVA, UVB y UVC. Estos últimos se quedan bloqueados por la capa de ozono. Cualquiera de los productos mencionados se pone 30 minutos antes de la exposición al sol.

Wapa, ya lo sabes, cuida tu piel y la de tu familia, en especial de los bebés, niños y ancianos. Recuerda que el uso de estos productos solares ayuda a prevenir enfermedades como el cáncer de piel.

Te puede interesar