“No existen productos milagrosos que haga perder peso”, advierte especialista

Especialista de la salud sostiene que la fórmula para bajar de peso es mejorar los hábitos alimentarios y realizar ejercicios.

En el mercado existen varios productos que prometen disminuir la masa corporal, pero ninguno puede hacerlo de manera rápida, efectiva ni milagrosa. Entre ellos se tienen productos promocionados como naturales hasta medicamentos. Sin embargo, es necesario que todos estén regulados por los organismos de salud para que aseguren su adecuada composición y calidad, señaló Carolina Ponce de León, profesora de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH).

La especialista en bromatología resaltó algunos detalles que quizás no conocías sobre los productos para adelgazar, más aún en esta temporada de verano donde muchas personas están enfocadas en perder unos kilos y donde también el Internet juega un rol importante, ya que se puede encontrar información variada de productos naturales, fármacos y otros medicamentos.

Los productos naturales tienen funcionalidad terapéutica o de fitoterapia

Los productos naturales para adelgazar pertenecen, en su mayoría, al campo de la fitoterapia, por ello no son medicamentos como tal, son productos obtenidos de vegetales (algas, plantas y/o frutos) y que se presentan de forma farmacéutica (cápsulas, tabletas o polvos). La evidencia científica de la mayoría de estos productos solo es de la actividad del compuesto activo de la planta, más no necesariamente se ha probado su actividad en un estudio controlado en humanos.

Productos naturales sin recomendación pueden generar efectos secundarios peligrosos

Al tener una conducta alimentaria sin la recomendación de un especialista no logrará el objetivo esperado. Por el contrario, el producto podría causar daño al provocar alguna reacción adversa en el organismo de la persona que lo consume, así como posibles interacciones totalmente desconocidas.

El uso de fármacos o medicamentos para adelgazar deben ser prescritos por un médico

Cuando se trata de fármacos o medicamentos, se indican en casos de obesidad mórbida o por otros problemas metabólicos o endocrinológicos. Deben ser prescritos por un médico, previa evaluación del paciente, ya que solo deben utilizarse para casos muy específicos.

Los tratamientos con fármacos o medicamentos deben incluir un régimen alimentario

Algunos de los fármacos o medicamentos son utilizados por personas sanas que buscan perder peso de forma rápida y sin mucho esfuerzo. Por ello, es fundamental que los tratamientos estén indicados incluyendo un régimen alimentario. Las consecuencias de un mal uso racional de los medicamentos podrían conllevar a un grave riesgo en la salud de quienes las consumen sin prescripción médica, provocando desordenes metabólicos que además de alterar el sistema endocrino podrían tener efectos adictivos.

Los productos para adelgazar deben estar regulados por las entidades de salud

Todos los productos que se encuentran en el mercado que ayudan a bajar de peso deben estar regulados por los organismos nacionales para que aseguren su adecuada composición y calidad, como la Dirección General de Medicamentos Insumos y Drogas (DIGEMID) o la Dirección General de Salud Ambiental e Inocuidad Alimentaria (DIGESA), según corresponda de acuerdo con la formulación del producto.

Se debe tener cuidado con el efecto rebote de los llamados productos para adelgazar

No existe en el mercado ningún producto milagroso que haga perder peso de manera rápida y efectiva. La pérdida de peso debe ser saludable y progresiva en un tiempo establecido, de lo contrario se puede producir la recuperación del peso perdido e inclusive ganar algunos kilos más en corto tiempo, conocido como efecto rebote.

La fórmula para bajar de peso es mejorar los hábitos alimentarios y realizar ejercicios

Lo ideal es cambiar los hábitos alimentarios y como consecuencia se logrará perder peso, además la dieta debe estar acompañada de una rutina de ejercicios. Si una persona tiene sobrepeso u obesidad debe acudir al médico quien lo evaluará y derivará a un nutricionista, este profesional recomendará las medidas adecuadas para llevar una alimentación equilibrada y saludable.

Carolina Ponce de León resaltó que en general, las personas sanas no debemos tomar medicamentos innecesariamente. Frente a algún síntoma o signo de deterioro de la salud, se debe acudir al personal de salud más cercano, los médicos son los profesionales que pueden diagnosticar y prescribir medicamentos. Las personas nunca deben automedicarse.

Te puede interesar

SÍGUENOS