¿Cómo superar la depresión navideña? 7 consejos que te ayudarán a sentirte bien

Especialista brinda algunas recomendaciones para evitar la depresión navideña y celebrar unas buenas fiestas.

Si bien la mayoría asociamos la Navidad con sensaciones de paz y felicidad, para quienes sufren de depresión esta fecha es sinónimo de tristeza y soledad. Encontrarse lejos de la familia, haber perdido a algún ser querido o enfrentar alguna urgencia suelen ser las principales causas de esta inestabilidad emocional.

Se calcula que más de 3 millones de peruanos sufren de depresión y que en unas cuantas décadas esta será una de los primeros motivos de incapacidad laboral. Para superar estas emociones y pasar unas buenas fiestas, Rafael del Busto, psicólogo de la Universidad Católica Sedes Sapientiae (UCSS), mencionar algunas recomendaciones. ¡Atenta y toma nota!

- Lo ideal es analizar bien nuestros pensamientos y modificarlos por otros más positivos y realistas. No todo el mundo tiene que estar feliz en Navidad y los problemas no desaparecen solos, pero sí podemos disfrutar de buenos momentos.

- Si un ser querido falleció hace poco tiempo o por estas fechas, lo recomendable es dedicarse a actividades no asociadas a él o en todo caso recordarlo junto al resto de la familia contando anécdotas vividas junto a él.

- También sirve mucho buscar actividades de ocio personal como salir a pasear, hacer ejercicio físico, ir al cine, teatro o actividades a solas donde no haya grupos para liberar tensiones fuera de casa y replantear - esas ideas que tanto agobian.

- De tener pensamientos muy negativos, es mejor compartirlos con alguien cercano que ayude a encontrar alguna parte positiva, capaz de reorientar ese enfoque.

- Si existe en casa algún familiar con ‘depresión navideña’, lo ideal es agradecerle de antemano su esfuerzo y decirles con empatía que la familia es consciente de su problema, y que su sola presencia es valiosa para todos.

- Para una persona con depresión no hay nada peor que los ánimos explícitos como: "ya se te pasará" o "tranquilo". Estas palabras suelen afectarles mucho, por eso lo mejor es evitarlas y hablarles de cosas genéricas.

- Controlar sus hábitos alimenticios e higiene son factores esenciales para quienes sufren de depresión. Es recomendable evitar con ellos temas polémicos como política o religión y que sean el centro de atención de las reuniones, y no preguntarles nunca sobre su estado de ánimo ni qué pastillas están tomando.

Te puede interesar