Miopía: ¿Cómo saber si estás perdiendo la visión?

Conoce todo sobre la miopía, causas, síntomas y cómo tratarlo.

Los problemas de visión pueden darse a cualquier edad y se pueden desencadenar por diferentes factores, por lo que es importante reconocer y saber qué lo está ocasionando para tomar las medidas del caso.

Por ello, en este artículo queremos dar conocer todo acerca de la miopía, cómo identificarlo y qué medidas tomar, señalados por Dr. Juan Alberto Dios, oftalmólogo de Clínica Internacional. ¡Atenta y toma nota!

¿Qué es la miopía?

La miopía es un error refractivo en el que la imagen que observamos no se enfoca en la retina, sino antes de la misma, por lo tanto, la imagen se ve borrosa, sin embargo, a medida que nos acercamos al objeto, los rayos de luz se desplazan hacia atrás hasta lograr ser enfocados. Por eso las personas miopes suelen ver muy bien de cerca, pero tienen una mala visión a lo lejos.

¿Qué es la hipermetropía?

La hipermetropía es un error refractivo en el que la imagen que observamos no se enfoca en la retina, sino detrás de la misma, por lo tanto, la imagen se ve borrosa. Si nos acercamos al objeto, los rayos de luz se desplazan hacia atrás y se verá más borrosas aún.

Por eso las personas hipermétropes ven mal de lejos y de cerca. Sin embargo, si el cristalino aumenta su poder, logra desplazar la imagen hacia adelante hasta enfocarla en la retina. En otras palabras, las personas hipermétropes, dependiendo de su grado, solo necesitan hacer esfuerzo para poder enfocar la imagen, este esfuerzo y la dificultad es mayor cuando el objeto está cerca.

¿Cuáles son los factores de riesgo para desarrollar los problemas de visión?

Generalmente los ojos miopes son más grandes que los hipermétropes. En ese sentido, los principales factores de riesgo son:

- La herencia, los padres suelen heredar sus defectos refractivos a sus hijos.

- Otro factor es la edad, los ojos hipermétropes son pequeños, por eso este defecto refractivo es más frecuente en niños, a medida que crecen, su ojo aumenta de tamaño y la hipermetropía se reduce hasta desaparecer en algunos casos.

- Un punto a tomar en cuenta son los hábitos y la influencia del medio ambiente; las personas que suelen enfocar constantemente objetos cercanos (artesanos, pintores, relojeros, grandes lectores, usuarios de computadoras, tabletas, teléfonos, etc.), provocan que su lente natural llamado cristalino, se mantenga por mucho tiempo incurvado (“contraído”), y a la larga adopte esa forma como basal; de tal forma que cuando quiera mirar a lo lejos, la imagen quedará desenfocada, borrosa y las persona preferirá mirar objetos cercanos, es decir se instalará o aumentará la miopía.  De allí que, en algunos países, se limita el uso de tabletas a niños menores de 10 años; esta medida se reflejó a la larga en una disminución de la frecuencia de la miopía.

- Podríamos sospechar que somos miopes si podemos ver muy bien de cerca, pero tenemos una mala visión a lo lejos.

- Asimismo, podríamos sospechar que somos hipermétropes si vemos mal de lejos y peor aún de cerca; sin embargo, si hacemos esfuerzo podemos enfocar la imagen, pero se genera dolor de cabeza y cansancio visual.

No obstante, el medio demostrado que corrige estos defectos refractivos es el uso de lentes correctores que son graduados según la necesidad del paciente. Estos pueden ser en forma de gafas o lentes de contacto.

Si queremos evitar el uso de estos métodos, se puede optar por cirugías refractivas que, dependiendo de la edad, se trabajan en la córnea (excimer laser) o el cristalino (lente intraocular)

¿Cómo evitar problemas de la visión por el uso frecuente de dispositivos tecnológicos? Según estudios, se cree que al 2025 el 70% de la población joven podría tener miopía por el uso de aparatos electrónicos y dispositivos móviles.

Promoviendo en los niños y jóvenes mayor cantidad de actividades al aire libre, limitando el uso de tabletas, teléfonos, computadoras o cualquier objeto que concentre nuestra atención a distancias menores a un metro.

Te puede interesar